23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Nublado
20°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 6 de abril de 2017, 12:59

Recomiendan aumentar la vigilancia sobre el turístico volcán Poás en Costa Rica

San José, 6 abr (EFE).- El Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori) recomendó hoy a las autoridades del país aumentar la vigilancia ante los cambios en la actividad que está presentando el volcán Poás, uno de los grandes atractivos turísticos del país.

"Se recomienda reforzar la vigilancia del volcán y tomar medidas preventivas sobre todo en el área del mirador del Parque Nacional Volcán Poás", señaló el observatorio en un informe.

El documento indica que el volcán Poás, situado en el centro del país cerca del área metropolitana, "ha presentado cambios geofísicos importantes desde el inicio del año 2017 y está manifestando a nivel superficial cambios geoquímicos como el aumento en el flujo de calor y gases de firma definitivamente magmática".

"Estos cambios sugieren la ocurrencia de una pequeña intrusión de magma que, considerando la actividad observada estos últimos años, podría generar un calentamiento del domo y mayor actividad de las fumarolas y la reactivación súbita de erupciones freáticas energéticas", explica el informe.

Según el observatorio, estas erupciones freáticas (de gases y vapor) serían similares a las que ocurrieron con alguna frecuencia en el periodo 2006-2014.

El pasado 1 de abril, el volcán presentó una emisión pequeña de gas, vapor y partículas saturadas en agua.

El informe científico detalla que desde inicios de 2017 se ha observado un "aumento sustancial" en la actividad sísmica del coloso, en la tasa de emisión de gases magmáticos y vapor de agua, así como un "nivel importante" de deformación en algunas partes del cráter.

Los científicos determinaron que en lo que va de abril el lago del cráter aumentó su temperatura de 35 a 40 grados centígrados y cambió su color de verde a gris, lo cual sugiere "vigorización de las fumarolas subacuáticas".

El volcán Poás es visitado anualmente por miles de turistas, quienes son atraídos por su cercanía con la capital, su laguna de agua turquesa y su gigantesco cráter, que se ubica a unos 350 metros de profundidad.

Este volcán, de constante actividad de emisión de gases, se encuentra en la cordillera volcánica central de Costa Rica, en la provincia de Alajuela, unos 60 kilómetros al noroeste de San José.

El otro volcán con importante actividad en Costa Rica es el Turrialba, que desde octubre de 2014 ha presentado numerosas erupciones de ceniza y constante emisión de gases.

El Turrialba, ubicado en la provincia de Cartago, también está en la cordillera volcánica central de Costa Rica, a unos 60 kilómetros al noreste de la capital.