6 de diciembre
Martes
Tormentas
22°
29°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Tormentas
21°
27°
Viernes
Lluvioso
20°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
miércoles 29 de junio de 2016, 01:00

Recién en la nueva zafra aprovecharán el alza del arroz

Productores de arroz expresaron su optimismo con respecto a la próxima zafra, debido a que los precios del producto subieron a nivel regional como consecuencia de los eventos climáticos de los últimos meses.

No obstante, la mayoría de ellos ya han vendido gran parte de lo que tenía de la zafra 2015/2016 con el precio anterior, ante la urgencia de generar ingresos y cumplir con sus obligaciones con los bancos y financieras, explicó Ignacio Heisecke, de la Asociación de Productores de Arroz de la Cuenca Baja del río Tebicuary.

El precio anterior era de USD 160 la tonelada, y hoy el arroz se comercializa en la región a USD 200 por tonelada. “La gran mayoría no pudo aguantar y no está pudiendo aprovechar este precio. Pero son buenas perspectivas para la zafra siguiente”, manifestó Heisecke.

El productor reconoció que la mayoría de sus colegas tuvieron que atravesar momentos bastante difíciles con el precio anterior, por lo que se vieron obligados a vender casi todo lo que tenían en ese momento.

Con el incremento de los precios, debido al bajo rendimiento obtenido tras los eventos climáticos, se logra “normalizar” nuevamente el precio del arroz, aseguró Heisecke.

La situación de los arroceros, sin embargo, no es muy complicada, debido a que esto fue medianamente esperado. “Es difícil determinar qué precio tendríamos el año que viene, pero la lógica nos dice que esta normalización del precio va a continuar. Lo que ocurrió en este periodo es normal dentro del rubro, cada tanto hay este desplome del precio, pero no pasa más de un año y enseguida vuelve a recuperar”, reflexionó.

Finalmente, criticó al Gobierno por no acompañar el crecimiento del sector con políticas específicas. Dijo que es momento de que se piense en el sector y se planteen modalidades de financiamiento específicamente diseñadas, a través del Banco Nacional de Fomento (BNF).