10 de diciembre
Domingo
Mayormente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
viernes 15 de julio de 2016, 14:46

Rechazan sobrefacturación en licitación para obras en ruta 9

El Ministerio de Obras Públicas (MOPC), rechaza las "presunciones" sobre la sobrefacturación de las obras en la ruta Transchaco, en el marco del sistema "llave en mano". La cartera estatal señala que aún se está evaluando la oferta.

El ministro Ramón Jiménez Gaona señaló que no se puede hablar de sobrefacturación en el llamado para la reconstrucción, recapado y reciclado de 560 km de la ruta 9 Carlos Antonio López y sus accesos, más conocida como Transchaco.

"Aquí hay un proceso de evaluación que se está llevando adelante y cuando finalice recién estaremos en condiciones de explicar punto por punto, en el caso de que la propuesta presentada haya cumplido todos los ítems exigidos y si se refleja el costo real de la obra para que sea adjudicada", refirió.

"De la misma manera, si no se llega a adjudicar, también estaremos explicando y aclarando punto por punto a la ciudadanía sobre los motivos que llevaron a tomar esta determinación", aseveró.

El titular del MOPC, además, solicitó más tiempo para analizar la oferta presentada. "Les pedimos unos días para hacer nuestro trabajo, para realizar una medición adecuada y real de esta nueva herramienta que no se compara a la manera tradicional de presentar las ofertas de obras", resaltó.

Ramón Jiménez Gaona garantizó rigurosidad para la reducción de los costos de las obras y una mejor calidad de las mismas.

Por otra parte, Claudia Centurión, directora de Proyectos Estratégicos del MOPC, explicó que el proyecto "llave en mano" es un contrato que se paga solamente si la obra está terminada y utilizable.

"No existen reajustes a lo largo de la vida del contrato, no existen modificaciones de contrato, a través de esta modalidad el estado transfiere el 100% del riesgo de diseño y construcción al contratista, es decir, ya no más sobrecostos, ya no más reajustes de precio, ya no más sobreplazos, porque el incentivo para el pago de estas obras que tiene el contratista es terminar la obra en tiempo y en forma, o sino el estado no paga", manifestó.

"El precio que se plasma en el contrato será lo que el estado asume y ni un peso más ni un peso menos de ese precio", aclaró igualmente.

La firma Mota-Engil Ingeniería y Construcción SA (Portugal), única oferente que se presentó el pasado 10 de junio, hizo una oferta de USD 596 millones, que representan USD 162 millones más respecto al costo que estimó el MOPC.