3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
28°
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
sábado 8 de octubre de 2016, 01:00

Ratifican prisión para policía en mortal atraco

Un policía procesado por supuesta extorsión al padre de un camarada que estaba preso por el mortal atraco a un argentino seguirá preso.

Esto, según resolvió el juez de Garantías Gustavo Amarilla, que interina a su colega Rubén Ayala Brun.

La resolución afecta a Hugo Marcial Cardozo, ex jefe de Operaciones de la Comisaría 13ª Metropolitana, procesado por los hechos de cohecho pasivo agravado, coacción y extorsión.

En el caso están procesados un menor de edad, así como los mayores Nelson Martínez Simbrón y el policía Isaac Ismael Ovelar Cáceres, ex miembro de Robos y Hurtos de Investigación de Delitos.

Es por el asalto ocurrido el 6 de mayo pasado, donde murió el argentino Lucas Bergonzi, de 35 años, quien recibió un impacto de bala en la espalda, que le dejó parapléjico y luego murió en Emergencias Médicas.

LIBERTAD. El abogado Luis María Benítez, por la defensa del encausado, solicitó la aplicación de las medidas alternativas a la prisión.

Sostuvo que el mismo ya pasó 5 meses preso, que los hechos investigados en su contra eran delitos, y que solicitaba su libertad.

Por su parte, el fiscal de la causa, Rogelio Ortúzar, se ratificó en la prisión. Indicó que no cambiaron las condiciones en las cuales se dictó la medida.

Además, que eran hechos graves los investigados, tales como cohecho pasivo, coacción y extorsión.

Por su parte, el juez de la causa, entendió que no correspondía aplicar las medidas alternativas a la prisión.

Con ello, ratificó la medida privativa de libertad, pero dispuso que fuera derivado al penal de Tacumbú, ya que hacía 5 meses que se encontraba en el Departamento Judicial de la Policía.

DENUNCIA. El policía Hugo Marcial Cardozo fue denunciado por el padre del coprocesado Isaac Ovelar, debido a que supuestamente le pidió 10 millones de guaraníes para ocultar el arma homicida.

El fiscal tenía procesados al menor que confesó haber robado y disparado contra el argentino, en una declaración ante la jueza Edith Coronel.

Además, dijo que tanto Simbrón como Ovelar habían llegado a ofrecer el celular en el Mercado 4, donde fueron aprehendidos.

Después, se procesó a Cardozo, ya que supuestamente quiso ocultar el arma previo pago de la suma señalada.