9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 6 de septiembre de 2016, 09:59

Quintana: "Estaremos viendo cuantos ataques nos llueven"

Vila-real (Castellón), 6 sep (EFE).- El colombiano Nairo Quintana, líder de la Vuelta 2016, adelantó que en la última semana de la Vuelta 2016, con la gran ventaja que cuenta sobre sus inmediatos perseguidores, él y su equipo correrán "viendo cuantos ataques nos llueven" de los rivales y "a la defensiva".

"(Chris) Froome sigue en carrera y es un gran rival, como Alberto (Contador) y (Esteban) Chaves. Son rivales fuertes y por ello son líderes. Si encuentran un descuido o una debilidad del rival la van aprovechar. Hasta que no se pase la última raya en Madrid no está nada escrito", dijo en la rueda de prensa que ofreció este martes en Vila-real (Castellón) en el día de descanso.

"Nos podrán buscar las cosquillas en cualquier sitio porque quedan etapas nerviosas aún y carreteras complicadas y tenemos que evitar la caídas. En la contrarreloj espero no perder tiempo frente a él (Froome) porque estoy en una buena condición", comentó.

Nairo, no obstante, se siente "bien, con buenas piernas" y "con la tranquilidad" que le "da el equipo" de que ve "a Alejandro Valverde "enorme" y "recuperado" del hundimiento en el Ausbisque y "a (Jonathan) Castroviejo" en buena forma. "Todo el equipo está bien y yo espero llegar a Madrid vestido de rojo", añadió.

"Estaremos mirando cuantos ataques llueven", resumió el colombiano la estrategia a seguir a partir de ahora por el Movistar, aunque si ve "la oportunidad de coger más tiempo" la aprovecharía. "No nos vendría mal", dijo.

"Quedan etapas difíciles y tenemos que estar muy atentos. Y luego queda un gran reto, que es el de la contrarreloj", apuntó, en todo caso pendiente también de la etapa del sábado con final en el Alto de Aitana, "no por su peligrosidad si no por su dificultad", ya que acaba en una subida de 21 kms. considerada de categoría Especial.

De todos modos, asumió que "las probabilidades de ganar la vuelta son buenas", ya que tiene "tiempo" de ventaja y la subida a Aitana le va bien porque se ve "en buena condición". "Aunque los rivales probarán y estaremos atentos a los ataques", resumió, desvelando su intención de dedicarse a partir de ahora "a responder a los ataques y correr a la defensiva".

Sobre le etapa de mañana, auguró que, camino de la meta en la pared de Más de la Costa (1a; 3,8 kms. al 12,5 por ciento de desnivel y tramos de hasta el 22 por ciento), "seguramente habrá alguna sorpresa porque hará mucho calor y será muy exigente".

Quintana, por otro lado, confesó que lo que le pasó en el Tour de Francia, en el que acabó tercero después de no haber podido estar a la altura competitiva esperada, dijo que "no" se lo tomó "como decepción", ya que "no estaba en condiciones" físicas idóneas.

"Cuando el cuerpo te derrota, hay que poner los pies en la tierra y la cabeza en su sitio para tirar hacia adelante. También me paso en la Vuelta del año pasado, que tuve un día de fiebre y me dejó muerto. Pero en esa ocasiones era el líder del equipo y tenía que seguir para adelante", recordó.

En cambio si le supone "una alegría" ver que está "bien en el Ránking WorldTour" y que se está fortaleciendo como "líder del equipo" Movistar y también cada vez se va "ratificando más" como figura de referencia "en el pelotón".

En todo caso, recordó que "siempre hemos hecho la preparación intentando ganar el Tour" y que "el sueño amarillo no es solo un 'hashtag', si no que sigue siendo un sueño".

Sobre la repesca del domingo de 93 corredores, distinguió entre los corredores que "no querían" ir más rápido y los que sufrían "un cansancio real". Para el colombiano, la repesca fue "la mejor decisión" que podía tomarse, pero cree que en esas cosas tienen su parte de culpa "los directores que permiten ese tipo de cosas y esa falta de respeto".