30 de marzo
Jueves
Mayormente despejado
21°
32°
Viernes
Mayormente nublado
21°
33°
Sábado
Mayormente nublado
19°
32°
Domingo
Mayormente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
viernes 17 de febrero de 2017, 01:00

Quinceañeras cubanas y su vida, hoy en un documental

Hoy, a las 20.00, se exhibe el documental "Agridulce", de Julia Keller. La función será en el Instituto Cultural Paraguayo Alemán (ICPA) Goethe Zentrum, sito en Capitán Juan de Salazar y Espinosa 310 y José G. Artigas. Entrada libre.

El crítico de cine Fernando Moure indica que el filme está organizado desde cuatro historias en torno a un símbolo gastronómico: la tarta de merengue azul y rosa de las fiestas de las quinceañeras de Cuba.

“Para cumplir el orden social del ritual de la fiesta de los quince, sin embargo, las familias pobres transitan privaciones, angustia y un gasto desproporcionado a sus ingresos. El título describe exactamente el tono de la película: por un lado, la celebración banal del debut social de estas jovencitas practicado compulsivamente en la isla, y por el otro, el sacrificio y el dolor que conlleva su realización”, explica Moure.

Señala que el periodo especial en Cuba (tras el colapso soviético de 1991 y el continuado embargo norteamericano) obligó a buscar estrategias extremas de sobrevivencia. En torno a las fiestas de las quinceañeras “apareció una especie de industria privada, legal o sumergida, que sustituyó casi todo lo que estaba en manos del Estado”.

Economía. “Surgieron personas que se dedican a alquilar trajes, a organizar fiestas, a montar coreografías, a brindar servicio de fotografía y video. Aspectos que se demuestran en Agridulce y que apelan al espectador para ser descubiertos”, detalla Fernando.

Añade que no importa cuán contradictoria sea la situación, para las quinceañeras y sus familias el festejo es un símbolo de afirmación, “un acontecimiento sociológico importantísimo, quizás solo comprensible en una sociedad tan reprimida en el consumo e ideológicamente apartada del capitalismo”.

Moure dice que “la conmemoración trae consigo alegría y frustraciones, fiesta y angustia, competencia y sumisión”, emociones que se encuentran entremezcladas en el documental.