6 de diciembre
Martes
Tormentas
22°
29°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Tormentas
21°
27°
Viernes
Lluvioso
20°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
sábado 30 de julio de 2016, 01:00

Quieren superar los 500 litros de carrulim consumidos en el 2015

Las 50 familias que conforman la cuadra conocida como el Paseo de los Yuyos sobre la calle República Francesa, en el Mercado 4, elaborarán una cantidad considerable de carrulim, la tradicional bebida paraguaya, el próximo lunes 1 de agosto, con el objetivo de superar la marca de 500 litros que fue consumida en 2015.

La creencia popular determina que esta combinación de hierbas con caña debe ser tomada al inicio mismo del octavo mes del año para depurar la sangre y librarse de ciertos males que pueden afectar el organismo de las personas.

Javier Torres, de la Comisión de Vendedores de Pohã Ñana de este centro de abastecimiento capitalino, explicó que lo que se busca es determinar si en la gente sigue prevaleciendo la costumbre de saborear el carrulim.

El vendedor sostuvo que esta tradición se va perdiendo, sobre todo en los jóvenes, que ya no son partidarios de este tipo de hábitos que viene de tiempos inmemoriales y que forman parte del folclore nacional.

“Lo que queremos sobre todo es superar la marca de los 500 litros que se consumieron el año pasado. O al menos sacarnos la duda de si la gente sigue con esta tradición de tomar el carrulim cada 1 de agosto”, precisó.

PREPARADO. Vendedores antiguos y otros más jóvenes que comparten cada día las actividades en el Paseo de los Yuyos tienen su propia forma de preparar el carrulim.

Ña Simeona Acosta, quien desde hace 45 años comercializa pohã ñana en este punto mercantil, dijo que esta bebida solo debe estar preparada con caña, ruda y limón, y que agregarle algo más es “desvirtuar su preparado”.

Carmen Amarilla, por su parte, señaló que ella agrega guavira a la caña blanca, jugo de limón, catuaba y anís, con un poco de miel de abeja para cortar un poco lo fuerte del alcohol.

Javier Torres dijo al respecto que “cada uno tiene su forma de preparar, pero no hay ningún problema en agregarle hierbas y otros elementos que le puedan dar mejor sabor o atenuar el alcohol, de manera que no maree o haga mal a la persona que lo consuma”.

Puntualizó que eso se da a diferencia de los yuyos que se ponen en el tereré, donde es recomendable no combinar demasiadas hierbas, ya que ello puede resultar nocivo para quien lo consume.

“En el caso del carrulim se le puede agregar lo tradicional, que es ruda y limón. También puede ser guavira, agosto poty y hasta miel”, concluyó.