3 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 29 de junio de 2016, 11:57

Querellantes del caso del saqueo al Estado de Guatemala siguen su argumentación ante el juez

Guatemala, 29 jun (EFE).- Los querellantes del caso penal por el saqueo al Estado de Guatemala del que se acusa a 57 personas, entre ellos el expresidente Otto Pérez Molina (2012-2015) continúan hoy con sus argumentos ante el juez Miguel Ángel Gálvez para respaldar la acusación del Ministerio Público (MP).

Gálvez, del Juzgado B de Mayor Riesgo, abrió hoy por undécimo día la audiencia de primera declaración del proceso denominado "Cooptación del Estado".

Con grilletes en sus manos los imputados fueron trasladados desde las primeras horas a la Sala de Vistas de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), en el centro cívico de la capital, para escuchar las evidencias que existen en su contra.

En la diligencia de este miércoles volverá a tomar la palabra la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), luego la Procuraduría General de la Nación (PGN) y la Empresa Portuaria Quetzal (EMP).

Tras la argumentación de los tres querellantes, según el juez, vendrá el turno de los abogados de los 57 imputados de integrar una estructura criminal que se benefició de millonarias comisiones por contratos del Estado otorgados a empresarios.

Los cabecillas de esta organización, de acuerdo con las primeras investigaciones, eran Pérez Molina y la exvicepresidenta Roxana Baldetti, aunque ambos negaron su participación en la red criminal el pasado lunes cuando declararon ante el juez.

Ambos la arremetieron contra el colaborador eficaz de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (Feci), Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de Baldetti, lo calificaron de "mentiroso" y demandaron a la Cicig que les demuestre dónde tienen el dinero que supuestamente recibieron por las comisiones.

Pérez Molina y Baldetti fueron acusados de los delitos de cohecho pasivo, asociación ilícita, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, pues según la imputación, recibieron unos 290 millones de quetzales (38 millones de dólares) de las "coimas".