6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
viernes 23 de septiembre de 2016, 01:00

“Que se haga justicia para mi hijo es todo lo que pido”

La madre del niño de ocho años, que supuestamente fue víctima de abuso por parte de un pastor evangélico, habla sobre el duro momento que está atravesando la familia y pide castigo para el responsable.

La mujer, al que conoceremos en esta crónica con el nombre ficticio de Claudia, confesó que tanto ella como su marido están muy tocados por la situación que les toca vivir con el mayor de sus cuatro hijos y aseguró que pensaron en algún momento hacer justicia por mano propia. “No sé cómo continuar la vida; estamos todos muy traumados. Muchas cosas se me vino a la mente después de lo que pasó. Creo que la persona que no pasó por esto no me va a poder entender”, explicó la mujer a través de una breve comunicación telefónica con ÚH.

A Claudia se le quebraba la voz cuando recordó el momento en que comenzó a notar cambios en la actitud de su hijo y entonces empezó a indagarlo, hasta que logró que el niño le confiese que el pastor de la escuela donde estudia le mostró unos videos de contenido pornográfico y también lo habría manoseado. “Nunca mi hijo actuó así: se pegaba por la cara, y andaba muy callado; ya no me hablaba. Le comencé a preguntar y él me contó lo que pasó”, relataba la mujer, que aseguró que confía plenamente en lo que le dijo su hijo y que pide castigo para el hombre, que habría violentado su inocencia. “Que se haga justicia para mi hijo es todo lo que pido”, añadió.

El pequeño, que vive en la ciudad de San Antonio, ya no va a la escuela donde estudia, que está asesorada por pastores evangélicos. Su madre reveló que ya decidieron que ya no va a ir a ese centro de estudios.

La fiscala María José Pérez, quien investiga el hecho por parte del Ministerio Público, afirmó que se tomará declaración al niño a través de la cámara gesell en los próximos días.

El pastor Josías Cabral, por el que pesa la denuncia, no quiso emitir declaraciones ayer a los medios de prensa, cuando acudió ante la fiscala Pérez.

El que sí emitió declaración fue el hijo de este, Harold Cabral, quien defendió a su padre y afirmó que es inocente del delito del que se lo acusa. “Creo rotundamente en la integridad de mi papá. Estamos muy seguros de lo que se ha denunciado hacia él es totalmente falso”, expresó.