24 de julio
Lunes
Mayormente despejado
21°
33°
Martes
Mayormente despejado
18°
33°
Miércoles
Despejado
17°
31°
Jueves
Despejado
17°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Especiales
miércoles 3 de agosto de 2016, 13:05

Que no te engañen con estos mitos sobre la lactancia materna

Del 1 al 7 de agosto de este año se recuerda la Semana Mundial de la Lactancia Materna. ULTIMAHORA.COM te explica por qué no son ciertas algunas creencias muy difundidas, acerca de la lactancia.

Por Karen Núñez - @karencitanunez

Es cierto que, a pesar de que es un acto natural e instintivo, la lactancia puede presentar diversas dificultades o desafíos que hacen que muchas madres tiren la toalla por el camino. No es fácil, pero la mayoría de los problemas que se presentan, tienen solución. Si la mamá está decidida e informada, gran parte de la batalla está ganada, y existen personas dispuestas a ayudar a superar esas dificultades para lograr una lactancia exitosa.

Las estadísticas indican que solo alrededor del 20% de las madres en Paraguay llegan a amamantar a sus bebés durante 6 meses. Existen muchos mitos que hacen que las mujeres no le den la importancia debida a la alimentación con leche materna, o que desistan ante la presión familiar por seguir las creencias populares.

Aquí compartimos las recomendaciones de profesionales y refutamos algunos mitos acerca de la lactancia, que, lastimosamente, están muy arraigados en nuestra cultura.

1- Tu leche no le satisface

La leche de la mamá tiene todos los nutrientes necesarios para el desarrollo del bebé y no hay leche mala. Además, el estómago del recién nacido es prácticamente del tamaño de un poroto, por lo que no necesita grandes cantidades en cada toma. La mamá no tendrá nunca poca leche sino la suficiente para las necesidades de su bebé.

Según nos comenta Lidia de Verón, de la Liga de la Leche Materna en Paraguay (LLLPY), como el bebé pide mamar a cada rato y se despierta varias veces durante la madrugada, muchos consideran que es porque ha quedado con hambre, cosa que no es verdad.

Es completamente normal que se despierte para mamar varias veces. Lidia explica que cuando recién nace, el bebé tiene un comportamiento parecido al que tenía durante la vida intrauterina, y necesita estar pegado al cuerpo de su mamá, no es que siempre se despierta por hambre. El bebé también llora y pide mamar para sentirse cerca de su mamá, para calmarse y para sentirse seguro en un ambiente extraño (fuera de la panza). De a poco irá aprendiendo a distinguir el día de la noche.

Sucede que como algunos le dan una toma de leche de fórmula antes de dormir y ya el bebé no se despierta durante la noche, concluyen que lo no dejaba dormir al niño era el hambre. Sin embargo, no es así. Lo que pasa es que la leche maternizada es más pesada y el bebé debe concentrar todas sus funciones y energía en digerir ese elemento extraño, por eso no se despierta.


2- Después de los 6 meses, la leche ya no le alimenta

Esto no es así. Conforme el bebé va creciendo, la leche va cambiando y adaptándose a sus necesidades de alimentación y generación de anticuerpos.

La OMS recomienda lactancia materna como mínimo hasta los dos años. Los primeros seis meses, en forma exclusiva, es decir, no es necesario introducir agua, tés, papillas ni leche de fórmula. Luego de los seis meses y hasta el año, la leche sigue siendo el alimento principal, pero se van introduciendo alimentos complementarios, en forma gradual. La consejera de la LLLPY sugiere dar de mamar antes y después de ofrecer el complemento alimentario.

Llegar a los dos años de lactancia es una recomendación, pero el niño puede seguir recibiendo la leche materna hasta que su mamá lo considere. Llegado ese momento, se sugiere no realizar un corte brusco sino un destete respetuoso.


3- Es normal que duela dar de mamar

Dar de mamar no debería producir dolor. Sin embargo, la experiencia de muchas madres, y que hasta las hace desistir de la lactancia, es de sufrir grietas e irritación, que provocan mucho dolor. El problema es que el bebé no está teniendo una buena posición para mamar ni un buen agarre y por eso se lastima el pecho de la mamá. Pero el buen agarre se puede enseñar.

Embed

4- El bebé debe mamar cada 3 horas

Esto no es cierto. El bebé debe mamar a libre demanda, es decir, cada vez que lo pida. La idea de que se debe esperar cierta cantidad de horas para que los pechos se recarguen, no es correcta. Mientras succiona el bebé, el cerebro recibe órdenes de producir más leche. Por ello, cuando más leche se da, más leche se produce.

El propio niño, conforme vaya creciendo y teniendo otras necesidades, irá espaciando el tiempo entre toma y toma. Dar el pecho a libre demanda "no es malcriar", afirma la señora Lidia.

Embed

5- Darle comida y agua al bebé antes de los 6 meses, no le hará daño

La nutricionista Rocío Meza explica que "el sistema digestivo de los bebes pequeños aún no está listo para recibir y digerir correctamente otro tipo de alimento que no sea la leche materna. Esto a corto plazo puede producir problemas gastrointestinales, como una diarrea, que en los bebés se traduce en un cuadro altamente peligroso, que puede desencadenar deshidratación o desnutrición si no se controla a tiempo".

Otro problema es que el sistema inmunológico no se encuentra desarrollado en su totalidad, por lo que "cualquier alimento preparado que llegue a ser contaminado con gérmenes puede provocar infecciones, especialmente de carácter respiratorio, o enfermedades que varían en gravedad".

Por ello, "los bebés que no han cumplido el ciclo de lactancia materna exclusiva se enferman con mayor facilidad y frecuencia que los que sí han recibido este beneficio". A mediano o largo plazo, "puede desencadenar alergias de diversos tipos o enfermedades autoinmunes que constituyen una condición, en el mayor de los casos, de por vida", recalca.


6- Si estás enferma, no amamantes

Cuando la mamá está enferma, produce anticuerpos que serán trasmitidos a su bebé a través de la leche. Es decir, es beneficioso que el bebé siga mamando aunque su mamá esté enferma. Además, la mayoría de los medicamentos son compatibles con la lactancia. El sitio e-lactancia.org ofrece un listado de medicamentos que pueden usarse en periodo de lactancia.

Por supuesto, existen casos especiales en los que el médico indicará pausar o descontinuar la lactancia, principalmente cuando se deben utilizar medicamentos muy fuertes y tratamientos que pueden ser nocivos para el niño. Por ejemplo, la lactancia está contraindicada en casos de VIH y en tratamientos contra el cáncer.


7- Si te embarazas, debes cortar la lactancia

El embarazo y la lactancia son perfectamente compatibles. Lo que ocurrirá probablemente, es que con el nuevo embarazo, durante unos días, la leche cambiará su sabor y puede que el niño la rechace temporalmente, pero una vez superada esa etapa se puede continuar sin problemas, dando lugar a lo que se conoce como lactancia en tándem.

Al respecto, Gaby Guillén, nos cuenta su experiencia: "Amamanté a mi hija mayor durante todo el embarazo e incluso al nacer su hermanito. Hoy día Emma tiene 3 años e Ignacio 6 meses. Gracias a mucha información sobre extracción/conservación de la leche y al apoyo de mi familia, no recurrimos a leche fórmula. Confirmamos el segundo embarazo y como se trataba de uno sano, sin riesgos, incluso mi doctor me alentó a seguir con la lactancia sin ningún inconveniente. Iniciamos el camino de la lactancia en tándem el mismo día del nacimiento de Ignacio".

Explica que la lactancia en tándem "verdadera" duró como dos meses: "Ella mamaba casi a la par que él. Sentía como que no iba a destetarse nunca al paso que íbamos; sin embargo, ahora está 99,9% destetada, sin llantos, sin sufrir, un proceso de destete guiado y respetuoso. El primes mes quebramos uno de los más difundidos mitos: 'El mayor le roba leche al menor'. Realmente sucede todo lo contrario, ya que existe más estimulación. Es así que Ignacio aumentó 2 kg y 10 cm, sí... en un solo mes".

"Hoy puedo decir que valió la pena, Emma es la más preocupada porque Ignacio mame. Apenas llora y ella ya me dice: 'Mami, quiere tití, ¡dale!'. Se acabaron los llantos y celos excesivos. Justamente una de las razones por la que decidí hacer lactancia en tándem es porque está científicamente comprobado que favorece el vínculo entre hermanos y además ayuda a que el golpe emocional y posible fuente de estrés para el niño/a al nacer el hermanito sea mucho más llevadero y de menor impacto", resaltó.


8- Las comidas que aumentan la producción de leche

Aunque cada región del mundo tiene sus ideas y costumbres al respecto, los estudios científicos dicen que lo que aumenta la producción de la leche es la succión y no algún tipo especial de alimentos.

No obstante, es fundamental que la mamá que está dando de mamar se alimente de manera correcta, con una alimentación variada y equilibrada. La nutricionista Rocío Meza explica que, "dependiendo del estado nutricional de la madre (si está en bajo peso, peso normal o exceso de peso), el cuerpo traducirá el uso de la energía para la producción de la leche".

Recuerda que el tabaco, el alcohol y la medicación no prescripta por un médico están totalmente prohibidos. Y recomienda moderar el consumo de sal, enlatados y embutidos, especialmente en mujeres que han experimentado variaciones de presión arterial durante el embarazo.

"Si el bebé presenta algún tipo de alergia alimentaria, se debe restringir el consumo del alimento causante por parte de la madre durante la lactancia", advierte.


9- Si el pezón no tiene punta, no se puede dar de mamar

La verdad es que la forma del pezón no incide en el proceso de amamantamiento, puesto que el bebé debe agarrarse de la areola y no de la punta, para amamantar.

Y, comenta Lidia de Verón, está contraindicado "preparar" el pezón, haciendo movimientos o masajes para darle punta, pues esto puede desencadenar el trabajo de parto.


10- Cuando vuelvas al trabajo, no te queda otra que darle leche de fórmula

No. Siempre la mejor leche será la que produzca el cuerpo de su mamá, que es la que se adecua a todas sus necesidades. Desde la LLLPY sugieren que 20 días antes del regreso al trabajo, la mamá comience la extracción de la leche, para que el pecho se acostumbre a la extracción manual o con extractor, pues al principio puede ser algo difícil, y para tener reserva suficiente para cuando esté fuera de la casa. La leche recolectada en diferentes horarios pero de un mismo día, puede mezclarse y guardarse en el fondo de la heladera hasta por 48 horas. También puede conservarse por 15 días en el congelador de la heladera o hasta por 6 meses en un freezer. Y es muy importante rotular el envase con la fecha de la extracción.

La mejor forma de descongelar esa leche es dejarla por varias horas en la heladera. O también calentar agua, apagar el fuego e introducir el envase en el agua caliente hasta que se descongele. Otra sugerencia es que el bebé tome esta leche en vasito o cucharita, y no en mamadera, porque cuando se acostumbra a succionar la tetina puede crearle dificultades para mamar, ya que lo confunde y va perdiendo la técnica adecuada de succión.

Es importante destacar que la Ley 5508 de Protección, Promoción y Apoyo a la Lactancia exige que los empleadores concedan a las madres en periodo de lactancia, un tiempo de 90 minutos por día, durante los primeros seis meses desde el reintegro al trabajo, para amamantar a sus hijos. Asimismo, las empresas e instituciones públicas y/o privadas con más de 30 mujeres en su plantel, deben contar con salas de lactancia materna.

Embed

11- Si la mamá se asusta o está muy estresada, la producción de leche se cortará

Solo parcialmente es cierto, pues la bajada de leche puede disminuir o demorarse momentáneamente, debido a que en situaciones de estrés se aumentan los niveles de adrenalina y esto inhibe la subida de la leche; deja de producirse oxitocina, lo que provoca la desaparición temporal del reflejo de eyección o subida de la leche.

Sin embargo, basta con que la mamá se relaje, descanse un rato, tome agua, se tranquilice, para que todo vuelva a la normalidad.


Embed

Cómo lograr una lactancia exitosa

Lidia de Verón, de la LLLPY, considera que la mejor forma de ayudar a las madres y desarraigar los mitos acerca de la lactancia es trabajar por medio de grupos de apoyo en los barrios, en los lugares de trabajos, en los centros de atención a la salud. Tener "espacios donde se reúnan regularmente las madres y vayan enseñando a otras mamás y compartiendo sus experiencias".

Y a nivel nacional, el tema debe ser declarado de interés y todos los estamentos deben involucrarse en la promoción de la lactancia. También considera necesario que en las escuelas se enseñe sobre la lactancia y que los niños sepan que es la mejor alimentación y la única que el niño pequeño necesita.

En cuanto al sector laboral, afirma que los patrones deben comprender que la lactancia es lo mejor para la salud de los niños, que el bebé que mama se va a enfermar menos y, por ende, la mamá se sentirá más tranquila, se ausentará menos y será más productiva en su trabajo.

Su consejo a las madres que quieren lograr una lactancia exitosa es: "Que la mamá tenga la seguridad de que así como pudo concebir un bebé, será capaz de satisfacer todas sus necesidades físicas, emocionales y espirituales. Que no tenga miedo ni dude en dar de mamar a su bebé y de tenerle en brazos cada vez que él lo necesite. Esto le va a dar muchas satisfacciones en el presente y también en el futuro. Y traerá muchos beneficios no solo a su hijo sino también para ella. Y si tiene dificultades, que pida ayuda. Estamos dispuestas a ayudarle".


Dónde conseguir ayuda

La Liga de la Leche Materna funciona en Paraguay desde 1983, brindando apoyo y asesoramiento en el tema de lactancia. Un equipo de mujeres están dispuestas a brindar su ayuda a las madres que lo necesiten. Actualmente, cuentan con un grupo de apoyo que se reúne el primer miércoles de cada mes, en el barrio San Cristóbal. Mayores informes pueden obtenerse al (021) 600-670 con la Sra. Lidia.

También en la Cruz Roja funcionan dos grupos de apoyo a la lactancia.

Y, como casi con cualquier tema en la actualidad, se pueden encontrar en Facebook diversos grupos que promueven la lactancia y brindan información y asesoramiento, entre ellos: Amamanta Paraguay, Mamá Canguro, Consejos de mamis a mamis, Maternar Paraguay y Pachamama.


Actividades por la Semana Mundial de Lactancia Materna

· El domingo 7 de agosto se llevará a cabo el Mamatón, a las 14.00 en el Jardín Botánico de Asunción. Organiza Amamanta Paraguay. Se pide que los adultos lleven remera negra y los bebés vistan de blanco.

· El viernes 5 de agosto a las 18.30 se realizará una charla informativa acerca del Banco de Leche Humana. Organiza Pachamama. Tiene un costo de G. 20.000, a total beneficio del Banco de Leche Humana.


Embed

Embed