9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 2 de septiembre de 2016, 04:36

Putin dice a los inversores que Rusia no restringirá la circulación de capitales

Moscú, 2 sep (EFE).- El presidente ruso, Vladímir Putin, afirmó que no tiene planes de imponer restricciones a la circulación de capitales, en una reunión con inversores en el marco del Foro Económico de Oriente, que se inauguró hoy en la ciudad de Vladivostok, en el este de Rusia.

"Nunca, desde que adoptamos los principios de liberalización de la circulación de capitales no hemos desviado de ellos... Incluso en las complejas condiciones de los 2008-2009 no limité la salida de capitales", dijo el jefe del Kremlin, citado por las agencias locales.

Putin agregó que, aunque se oyen propuesta de restringir la circulación de capitales, las autoridades rusas no planean adoptar ese tipo de medidas.

"Entendemos que existe ese recurso administrativo, pero creemos que a mediano plazo, para no hablar ya de una perspectiva más distante en el tiempo, sería dañino", subrayó Putin.

Según el mandatario, esta política de las autoridades rusas da determinados frutos, que se manifiestan en la reducción de la fuga de capitales.

"Este año la fuga de capitales es cinco veces menor que en 2015. Este es muy buen indicador de la confianza en la política económica del Gobierno ruso", adujo Putin.

En el marco del Foro, el presidente ruso mantendrá sendas reuniones bilaterales con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, y la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye.

Putin y Abe volverán a poner sobre la mesa la normalización de la relaciones entre los dos países, enfrentados desde el final de la Segunda Guerra Mundial por la soberanía de las Islas Kuriles, bajo control de Rusia tras el conflicto armado ruso-japonés de 1945.

Pese a esta disputa, que ha impedido hasta ahora la firma de un tratado de paz entre Tokio y Moscú, las dos naciones declara su disposición a reforzar las relaciones bilaterales, con grandes proyectos de inversiones y la puesta en marcha de nuevas iniciativas conjuntas.