7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
31°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 22 de noviembre de 2016, 09:41

Putin admite problemas para completar el Ejército por decrecimiento de la población

Moscú, 22 nov (EFE).- El presidente ruso, Vladímir Putin, admitió hoy problemas a corto plazo para completar las filas del Ejército debido al decrecimiento de la población tras la caída de la Unión Soviética.

"En los años noventa tuvo lugar un gran descenso demográfico. Por ese motivo, en breve incluso habrá problemas en la llamada a filas para el Ejército", dijo Putin al reunirse con el Frente Popular, su plataforma electoral.

Putin, quien recordó que entonces Rusia llegó a perder casi un millón de habitantes anuales, advirtió de que esos problemas demográficos "se notarán en breve".

"Cada vez menos, menos y menos... ¿Se imaginan? ¡Una pesadilla! Los expertos de la ONU pronosticaban que en torno al 2020 Rusia tendría unos 140 millones" de habitantes, señaló.

Destacó que el Gobierno ha conseguido revertir esa peligrosa tendencia de envejecimiento de la población, de manera que los índices de natalidad aumentaron a partir de 2007, mientras en los últimos tres años la población rusa comenzó a crecer.

Con el fin de contrarrestar la escasez de jóvenes interesados en servir en las Fuerzas Armadas, Rusia reanudó hace dos años la llamada a filas de los chechenes tras años de ausencia debido al conflicto en esa república del Cáucaso.

El servicio militar es obligatorio en Rusia para los ciudadanos de entre 18 y 27 años, con lo que el Ejército llama a filas anualmente a unos 200.000 reclutas.

Pese a los llamamientos a abolir el servicio militar hechos por organizaciones como la Unión de Comités de Madres de Soldados, que vela por los derechos de los uniformados, el Gobierno ruso se resiste a crear un Ejército profesional.

Sólo están eximidos de ese deber los estudiantes que hayan cursado estudios en las cátedras militares y hayan concluido sus estudios superiores.

El Gobierno estudia aprobar una ley que permita al Ejército contratar por plazos cortos a voluntarios para su despliegue en puntos calientes como Siria con el fin de evitar la movilización de reclutas.