4 de diciembre
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
viernes 15 de julio de 2016, 01:00

Proyecto plantea eliminar exención para importar insumos para motos

La Cámara de Diputados pretende eliminar la exención tributaria del impuesto al valor agregado (IVA) otorgada para la importación de bienes de capital, materias primas, componentes, kits, partes, piezas e insumos fabriles de las motocicletas, de manera que al importar los componentes para el ensamblaje de motos paguen la totalidad del tributo, según el proyecto de ley que modifica los artículos 7 y 8 de la Ley 4838/12 “Que establece la política automotriz nacional”, presentado por el diputado Mario Cáceres.

Actualmente, seis empresas se ven beneficiadas con el pago de una tasa del 4% del IVA para la importación de estos componentes. En el proyecto, se mantiene el cobro de los aranceles aduaneros en 0%.

El IVA es un tributo abonado por el consumidor final, por lo cual si la tasa se eleva al 10% será absorbida por quienes adquieran las motocicletas.

La argumentación esgrimida por Cáceres es que las exoneraciones fiscales a determinados sectores de la economía se justifican en un momento determinado, cuando el interés es fortalecer emprendimientos de utilidad social.

“No cabe duda de la importancia que tiene este instrumento en la política económica; sin embargo, es necesario evaluarla cada tanto para determinar si aún se justifica. Hoy día se dan otros presupuestos y realidades”, sostiene el diputado en una parte de la argumentación.

BENEFICIOS. Asimismo, refiere que la reducción impositiva debe valorarse en función de los beneficios directos que genera en la población en general, tales como el consumo de bienes y servicios que impactan en el bienestar, en la generación de empleos y en el mantenimiento estable de la canasta familiar.

“No hay que olvidar que los impuestos que no se pagan, terminan siendo pagados por otros grupos a quienes les recae el peso del financiamiento de las políticas públicas”, refiere también la argumentación presentada por el proyectista.

Además, sostiene que las empresas dedicadas a la producción y ensamblaje de motocicletas hoy día están plenamente consolidadas. Agrega que desde hace varios años este sector está apoyado con exoneraciones, con el objetivo de impulsar la instalación de esta rama industrial.

Añade que, a esta altura, es evidente que ya cumplió su función social de proveer movilidad a las franjas de población con menos ingresos.

La argumentación refiere además que hoy día hay que considerar otro factor derivado de la actividad, como es la alta tasa de accidentes y discapacidades generadas en los conductores, lo que terminó ocasionando un fuerte aumento en el gasto público en programas de prevención de accidentes y en asistencia a la salud. Indica que estos costos finalmente son cargados a los contribuyentes y privan a los demás de una mejor calidad de vida, dado que parte de su dinero es destinado a solventar millonarios gastos de motociclistas accidentados.

El Hospital del Trauma (ex Emergencias Médicas) destina anualmente USD 100 millones para atender gastos por motociclistas accidentados.