19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
13°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
11°
23°
Martes
Despejado
17°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
lunes 24 de julio de 2017, 01:00

Proyecto contra planilleros también duerme en Diputados

La Cámara de Diputados no da señales de promover a través de la tarea legislativa medidas de transparencia que, por extensión sirva de garantías para la ciudadanía con relación a que los recursos humanos que se contratan cumplen con su rol asignado o meramente son operadores que se sirven del sueldo sin trabajar, es decir, planilleros.

Un proyecto de ley que fue concebido para combatir el planillerismo está varado desde hace varios periodos. El mismo establece que un organismo externo a la Cámara audite la gestión de aquellos funcionarios que ganan jugosos salarios, pero no asisten a sus puestos.

El proyecto presentado por los diputados liberales Celso Kennedy y Édgar Acosta iría contra los intereses de sus propios colegas que tienen funcio- narios de su “confianza”, entre ellos familiares y allegados que se aprovechan del cargo y ni tan solo van a trabajar.

El texto ni siquiera ha tenido dictamen de las comisiones a las que fue girada y, por lo tanto, no pasa a ser considerado para ser tratado en plenaria.

Tampoco existen buenas perspectivas de que los diputados establezcan un control real en este aspecto, dado que ataja desde hace años el tratamiento de una ley “antiplanillerismo” que podría poner rigor el control de aquellos funcionarios con buena paga, que incumplen con su labor o con su horario de trabajo y, en contrapartida, cobran jugosos salarios o comisiones.

“Sería interesante reflotar esta ley. No obstante, se comenta que el proyecto tiene resistencia porque al contratar las consultoras para el control, se harían negociados”, dijo el diputado Kennedy aunque argumentó que hay firmas de reconocida labor en el ramo que garantizarían un seguimiento a cabalidad.

Añadió que la intención del proyecto apunta a que el funcionario público debe llenar un diario de trabajo y ese informe debe ser juzgado por las empresas autorizadas del control.

“La auditoría debe determinar, por ejemplo, si el funcionario es idóneo para el cargo y su función es equivalente al salario”, refirió.

Dijo que el texto se elaboró para que quienes cobran más deban demostrar si su labor lo merece. “Se estableció que el control se dirija a quienes ganan desde 5 salarios mínimos para arriba y para quienes reciben más de un salario mínimo y que deba demostrar algún pago extraordinario.

En Diputados existen varios casos de planillerismo, muchos protagonizados por propios hijos o parientes de legisladores. Según fuentes, varios de los cuatro hijos que la diputada María Carísimo ubicó en la institución, no cumplen con un horario laboral. Dos de ellos fueron ascendidos recientemente con la administración del colorado Pedro Alliana.

Financiamiento. Mañana en el orden del día que fije la mesa directiva, se espera que vuelva a incluirse el proyecto de financiamiento político.