4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
lunes 10 de octubre de 2016, 02:00

Protocolo de seguridad del MEC obliga a que los docentes funjan de porteros

Nuevo reglamento del Ministerio de Educación fuerza a los maestros y administrativos a controlar el ingreso y la salida de visitantes a falta de presupuesto para contratar guardias. Estudiantes cuestionan.

Son cerca de las 11.00 y los alumnos de la escuela básica Nuestra Señora de la Asunción, de la avenida Venezuela, van de salida, algunos en grupos, otros en compañía de sus padres.

Sentada en un escritorio en el patio de la escuela, resguardada apenas por la sombra de unos árboles, observa atentamente a los niños la profesora Irma Fernández, quien cumple la función de portera de medio tiempo, pero que en realidad es la coordinadora del nivel inicial y la escolar básica; cuenta con 25 años de carrera en la docencia de gestión pública.

Fernández es portera y coordinadora a la vez gracias a la resolución Nº 17789/16 que aprueba el protocolo de seguridad para instituciones educativas seguras a nivel país, de gestión oficial, privada y privada subvencionada. La normativa fue promovida y firmada por el ministro de Educación, Enrique Riera, luego del incidente donde a una docente le dispararon en una escuela pública de Tobatí. El disparo iba en dirección a la educadora, pero dio en la pizarra.

En su primer punto, la disposición que cumplió un mes establece que el director debe designar a un encargado semanal de control y registro de entrada y salida de los visitantes. Así fue que la coordinadora de Nuestra Señora de la Asunción, Irma Fernández, terminó resguardando a medio tiempo y en algunos días la entrada al establecimiento escolar.

Postura. Con una sonrisa en el rostro y una tímida respuesta, la funcionaria expresa: "No estoy muy de acuerdo, pero es la disposición y hay que cumplir".

Explica que un día después de la resolución ministerial, el 9 de setiembre pasado, se reunieron todos en la Dirección y acordaron turnarse entre coordinadores y la secretaría administrativa para cumplir la función de resguardo de entrada y salida.

Lamenta que, en todo caso, el Ministerio evite pensar primero en asignar más rubros para contratar a porteros en los locales escolares, en lugar de publicar antes una resolución de estas características.

"Las instituciones no tienen recursos para contratar a más gente que pueda encargarse de estas gestiones". Añade que si tiene alguna ocupación administrativa urgente, otro toma su lugar en el patio.

Además de controlar, la educadora debe registrar nombres y apellidos de los visitantes, sus números de cédula de identidad y el motivo de la visita a la institución.

Críticas. Para la Federación Nacional de Estudiantes Secundarios (Fenaes), el nuevo protocolo no elimina la inseguridad que rodea el entorno de las escuelas o colegios.

"Sabemos que eliminar la inseguridad en el país es difícil y con un documento como este y la falta de funcionarios para los controles, esto no se va a superar", resalta el líder secundario Mauricio Kiese.

Indica que les llama la atención la obligación de registrarse en los colegios, teniendo en cuenta que los gremios estudiantiles siempre visitan los establecimientos.

"No responde a la realidad educativa del país; establece la apertura y cierre de los colegios una hora antes y después de la entrada y salida, cuando en mi colegio tengo compañeros que llegan desde lejos a las 5.30 y ahora deben permanecer afuera, es más inseguro", sostiene.

Cuestiona también que en el interior del país no se cuenta ni con vallas perimetrales para cuidar los centros. "Además que un coordinador quede en el patio para controlar no es su función, no es correcto", remarca el estudiante.