8 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
viernes 5 de agosto de 2016, 01:00

Pronósticos sobre La Niña tranquilizan al sector agro

De acuerdo con el reporte de la Dirección Nacional de Meteorología, el fenómeno La Niña no traerá una agresiva sequía, sino que se presentaría más bien con un déficit de lluvias.

Esto tranquiliza al sector agrícola, que sobrellevó todo el año pasado y parte de este año el fenómeno El Niño, caracterizado por grandes y constantes lluvias.

Alejandro Max Pasten, gerente de Pronósticos Hidrológicos de Meteorología, explicó que en los meses de octubre, noviembre y diciembre el fenómeno se manifestará en Paraguay.

Es decir, La Niña se sentirá en medio de la época de lluvias, impactando en la cantidad de las mismas, pero no traduciéndose precisamente en sequía.

“Ahora se espera que la intensidad del evento de La Niña no sea tan fuerte como se esperaba”, dijo Pasten. No obstante, aclaró que el fenómeno va evolucionando a medida que pasan los meses, por lo que los efectos todavía no se pueden determinar de manera muy exacta.

“Puede disminuir un 20% del total (la lluvia caída). Esa cantidad quizá tenga un impacto para un sector, pero no para otro”, comentó el experto.

Perspectivas. Desde la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), también se mostraron optimistas ante los pronósticos acerca de La Niña.

El producto estrella de Paraguay, la soja, ya se habría plantado por completo al momento de la manifestación más importante del fenómeno, indicó José Berea, presidente de Capeco.

“La última información que recibimos es que sería un fenómeno débil”, manifestó el empresario.

En Capeco recibirán al experto argentino Eduardo Sierra la próxima semana, quien presentará a los productores las perspectivas de La Niña para lo que resta del año.

El pronóstico de un fenómeno débil durante los últimos meses del año y la primera parte del próximo también se extiende para toda América del Sur.

El Niño. Pasten recordó finalmente lo que dejó atrás El Niño en Paraguay.

En esta ocasión, este fenómeno se presentó particularmente fuerte, casi tan fuerte como en los años 80. También en 1998 se tuvo un Niño que causó muchos problemas, recordó. “El Niño que vivimos entre el 2015 y 2016 entró en la categoría de los más fuertes”, sentenció.

Las precipitaciones por encima de los niveles normales provocaron la crecida de los ríos Paraguay y Paraná, y con ello el desplazamiento de miles de personas. Además del drama social que significó, también tuvo su efecto tanto en la agricultura como la ganadería.

Pasten dijo que la frecuencia con la que se presente el fenómeno El Niño en los próximos años, indicará si guarda relación con el cambio climático. Se espera que un fenómeno así ocurra cada siete a diez años, pero si pasa antes, entonces es cuando se debe prestar atención.