9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 21 de julio de 2016, 10:10

"Promenade", el proyecto que descifra la "identidad latina" de la música

Buenos Aires, 21 jul (EFE).- Una nueva conexión une a americanos y europeos gracias al "patrón" que define el ADN de su música, tal y como refleja el artista argentino Brian Chambouleyron en su nuevo espectáculo: "Promenade"; un "paseo" por las joyas del cancionero en lenguas romances que evidencia una "identidad latina" en sus coplas.

Este proyecto melódico comenzó a gestarse a partir de una invitación que el departamento de lenguas romances de la universidad estadounidense de Harvard realizó a Chambouleyron para conseguir "despertar el interés de los alumnos" a través de la música, un elemento que "siempre funciona muy bien", explicó el cantor en un diálogo con Efe.

A partir de ahí, el artista utilizó las grandes "perlas del cancionero latino" para diseñar un pequeño "paseo" por las "culturas musicales y los estilos" de cada país que todavía se expresa en las denominadas lenguas románicas, en torno a una veintena de idiomas que derivan directamente del latín.

Un arduo trabajo que le permitió observar las "muchas coincidencias" que se dan entre algunos de sus temas más populares y le ayudó a descifrar esa especie de "patrón común" que conforma la "identidad latina" de su cancionero.

"El vals nos atraviesa a todos. Las temáticas amorosas, el despecho. Y lo más notable es la riqueza melódica, la intensa articulación entre tema, texto y melodía", aclaró el artista sobre las claves que definen la música en lengua romance.

Para Chambouleyron esta identidad común sería además lo "equivalente a una comida bien sazonada, de sabores intensos", pero "siempre" con "cierta irreverencia", "gracilidad" y "naturalidad", matizó.

Hijo de argentinos, el artífice de esta iniciativa nació y pasó una parte importante de su niñez en Francia, para posteriormente regresar a América e instalarse durante largas temporadas en México, Brasil y Argentina.

Un periplo que influyó notablemente en la carrera musical de este "juglar" moderno, como se define; a quien enorgullece ser "un músico itinerante" que con la única ayuda de su fiel guitarra lleva historias "de aquí para allá", como hacían en la antigüedad estas llamativas figuras que amenizaban las cortes medievales.

"Promenade" agrupa éxitos de Chile, Argentina, Uruguay, Brasil, Francia, España, Italia y Portugal, entre otros.

Una selección temática no excesivamente "transitada" y "muy subjetiva" por el contacto que el artista ha tenido a lo largo de su vida con cada uno de estos lenguajes, entre los que también se encuentra el idioma ladino y el judeoespañol.

Chambouleyron presentará hoy en Buenos Aires el ADN de la música latina en un espectáculo que, al igual que hacían los juglares, adaptará al auditorio porteño.

El público podrá disfrutar de nuevo de este "alma tanguera" que, pese a beber de todas las culturas por las que ha "navegado" a lo largo de los años, siempre dedica un lugar especial a la "expresión rioplatense, criolla y pampeana".

Un género en el que se "evidencia la confluencia de culturas" y que además "goza de excelente salud" según el cantor por la "calidad de sus intérpretes" y gracias a un movimiento de "revalorización de las culturas locales" que cobró fuerza en los años 90.

El tango es por tanto el detonante perfecto para "contar historias de muchos lugares diferentes" y pasar de las letras del mítico Carlos Gardel, a dar el salto a Europa hasta completar las cerca de dos horas que dura su performance "unipersonal".

Tras su concierto en Buenos Aires, Chambouleyron iniciará la cuenta atrás para adentrarse en el estudio de grabación y, en dos meses, dejar registro sonoro de este 'Promenade'.

Después, una gira le llevará a partir de septiembre por distintos países de Europa: como Italia, Francia y Suiza; para volver a cruzar el océano y continuar con este "gran tour" por México y Estados Unidos, entre otros.