25 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 15 de febrero de 2017, 01:00

Primera crisis del gobierno de Trump por renuncia de asesor de seguridad

Michael Flynn mantuvo una conversación con el embajador ruso en EEUU, pero no informó debidamente del tenor del contenido ni al presidente, ni al vicepresidente de Estados Unidos.

REUTERS, AFP, EFE

WASHINGTON-EEUU

El gobierno del presidente Donald Trump buscaba este martes capear el temporal de su primera crisis ante la intempestiva renuncia de su consejero de Seguridad Nacional, en medio de crecientes llamados por una investigación completa de lo ocurrido.

En la noche del lunes el general retirado Michael Flynn presentó su carta de renuncia –que fue aceptada de inmediato– para tratar de apaciguar una espectacular crisis derivada de una conversación que mantuvo en diciembre pasado con un diplomático ruso.

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo este lunes que la confianza de Trump en Flynn se había "erosionado al punto que el presidente sintió que debía hacer un cambio", y por ello "pidió al general Flynn su renuncia".

De acuerdo con Spicer, Trump estaba "muy preocupado al saber que el general Flynn había ocultado información al vicepresidente" Mike Pence sobre su diálogo con el diplomático ruso.

Flynn conversó con el embajador ruso en Washington sobre las sanciones que Washington aplicaría contra Rusia, pero no informó adecuadamente del tenor del diálogo a Trump ni a Pence.

En su carta de renuncia, Flynn apuntó que transmitió "sin querer al vicepresidente electo y a otros información incompleta sobre sus conversaciones telefónicas con el embajador de Rusia" en Washington, Sergei Kislyak.

De inmediato, Trump nombró otro general retirado, Joseph Kellogg, para ocupar interinamente el puesto de consejero de Seguridad Nacional, añadió la Casa Blanca.

Kellogg es uno de los tres favoritos para quedarse de forma definitiva con el cargo.

Este lunes, el presidente de la Cámara de Representantes (cámara baja del Congreso), Paul Ryan, defendió el pedido de renuncia de Flynn, después de poco más de tres semanas desde la investidura del nuevo gobierno.

Fuentes oficiales dijeron al diario Washington Post que en enero la entonces secretaria interina de Justicia, Sally Yates, había informado a la Casa Blanca sobre el contenido de la conversación entre Flynn y Kislyak.