6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
lunes 22 de agosto de 2016, 01:00

Presunto asesino sería parte de gavilla de adictos al crac

El supuesto motochorro Silvestre Antonio Fink, alias Chivé, integraba una gavilla de amigos que se juntaba para consumir estupefacientes y luego salir a cometer asaltos, según agentes de la División de Investigación de Delitos.

Fink está imputado por homicidio doloso, como supuesto autor del asesinato en asalto de la joven Leydi Ayala, ocurrido el jueves pasado en el barrio San José, de Ciudad del Este. La fiscala Carolina Rosa Gadea y los agentes de Investigación de Delitos y Homicidios buscan al cómplice, conocido como Copiloto en el ámbito delictivo, según los investigadores.

El joven de 21 años gozaba de arresto domiciliario por orden de la jueza Haydée Barboza, en oficio 611 del 7 de abril del 2016. El joven poseía dos antecedentes por robo agravado y no podía ser beneficiado con la medida.

La jueza sostuvo ayer que solo en tres casos concedió la medida menos gravosa, dos porque la sala penal de la Cámara de Apelaciones revocó su resolución y 1 en el que el procesado se encontraba en estado de salud grave. “Siempre rechazo”, afirmó.

Chivé frecuentaba un grupo de motochorros que se reunía en la casa de los amigos para drogarse y luego salir a asaltar, de acuerdo a la versión del comisario Adalberto Noguera, subjefe de Investigación de Delitos.

El mismo actuó en compañía de un tal Jhony, cuya identidad ya tienen los investigadores, en la noche en que asaltaron a la joven estudiante. La víctima acusó 10 heridas con arma blanca, aplicadas por Chivé en el momento en que la misma no quiso entregar su cartera.

Uno de los integrantes del grupo es Joel Machado Prieto, de 30 años, quien fue aprehendido en la noche del viernes, durante un allanamiento en la vivienda de su madre, donde lo encontraron escondido en un ropero. (E.M.)