6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado con tormentas
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
sábado 16 de julio de 2016, 01:00

Presidente mantiene a comandante

El presidente Horacio Cartes brindó su total respaldo al comandante de las Fuerzas Militares, general Luis Gonzaga Garcete, y manifestó que está satisfecho con el informe que brindaron sus asesores para intentar refutar las denuncias de sobrecostos en las adquisiciones realizadas en la institución militar.

Ayer, el mandatario mantuvo su reunión habitual con los jefes militares y repasó todas las últimas decisiones.

Mientras el general tiene respaldo de su comandante en jefe, la Secretaría de la Función Pública (SFP), a cargo del ministro Humberto Peralta, sigue pidiendo informes específicamente sobre el caso que salpica a su esposa, Lucía Duarte de Garcete.

La esposa del militar percibía un salario de G. 3.000.000; sin embargo, no asistía a la oficina y se pasaba la mayor parte del tiempo haciendo actividades particulares de la Fundación Nuestra Señora de la Asunción, de la cual es cabeza, en vistas de que es esposa del jefe militar.

Sus asesores señalaron que Duarte estaba enferma de influenza y que luego amplió sus vacaciones y que por ese motivo no fue a trabajar.

La SFP solicitó informes al Ministerio de Educación para determinar, ya que la misma también es docente.

malestar. A nivel de la cúpula militar trascendió que el general Garcete se molestó con los demás comandantes y que apenas se dirigen la palabra en los actos oficiales donde aparece el presidente de la República. La semana pasada realizaron un recorrido por las instalaciones de la imprenta del Comando del Ejército.

Desde el propio entorno palaciego señalaron que las denuncias responden a un fuerte internismo entre las esposas de los generales.

Otro enojo fue la decisión que tomó el ministro de Defensa, Diógenes Martínez, de desalojar la Fundación que estaba en el predio militar, en forma irregular.

El jueves pasado, el general Garcete no dio la cara por orden del presidente de la República, pese a que el principal eslogan del Gobierno es la búsqueda de la transparencia en la gestión pública.

En lugar de Garcete, envió a un ejército de asesores para tratar de refutar las publicaciones que cuestionan su administración. La conferencia de prensa se realizó luego de varios días de silencio.

Uno de los principales cuestionamientos al comandante de las FFMM es la adquisición de costosas lavarropas, que sumadas a la instalación llegan a casi G. 100 millones.

Además, hubo denuncias de hechos de corrupción en el Hospital Militar. A pedido del ministro de Defensa se abrió un sumario, pero hasta el momento el Comando Logístico no dio ningún resultado sobre el tema. De acuerdo con las versiones que circulan, los jefes militares estarían exigiendo el pago de una “comisión” a las farmacias a cambio de que estas puedan recibir a los pacientes del nosocomio.