4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 2 de agosto de 2016, 13:35

Presidenta de Chile se reúne con Hanan Al Hroub, la mejor profesora del mundo

Santiago de Chile, 2 ago (EFE).- La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, recibió hoy a la profesora palestina Hanan Al Hroub, ganadora del premio Global Teacher Prize 2016, conocido como el Nobel de la enseñanza.

La cita, en la que estuvo también la ministra de Educación, Adriana Delpiano, tuvo lugar en el palacio de La Moneda, sede del Gobierno chileno, donde la mandataria intercambió con la docente, de 43 años, conceptos acerca de la enseñanza y del método ideado por Hanan Al Hroub para el aprendizaje de niños en situación de riesgo.

El Global Teacher Prize es entregado por la Fundación Varkey y patrocinado por el Vicepresidente de los Emiratos Arabes Unidos, Sheikh Mohammed bin Rashid Al Maktoum.

El galardón premia con un millón de dólares a maestros que se destacan en su labor educativa al ser innovadores, comprometidos y generar un impacto inspirador en sus alumnos y su comunidad.

Hanan Al Hroub lo obtuvo este año, en reconocimiento a su labor con los niños refugiados, promoviendo nuevos métodos educativos enfocados a reducir la violencia en las aulas a través del juego.

La docente se encuentra en Chile desde la semana pasada, invitada por la Comunidad Palestina del país austral, con el objeto de compartir su historia y reunirse con diversos actores del mundo educativo, autoridades del Ministerio de Educación, parlamentarios, representantes de universidades y otros centros de estudio.

Junto a la Fundación Elige Educar, anunció este lunes el lanzamiento del Global Teacher Prize en Chile, con el fin de nominar a docentes cuya labor consideren que debe ser reconocida para representar al país en la versión internacional del premio.

Nacida en un campo de refugiados de Dheisheh, en Belén, Hanan Al Hroub experimentó en carne propia la ausencia de técnicas de enseñanza para niños que enfrentan situaciones de violencia, lo que la impulsó a crear un método centrado en el desarrollo de relaciones de confianza, respeto, honestidad y cariño con sus estudiantes.

Para ella lo fundamental es el juego: "Jugar para aprende, porque lo que más le importa al niño es jugar. Cuando uno juega con él se olvida del mundo exterior (...), la base para la felicidad de un niño es la diversión" insistió durante sus actividades en Chile.

"Lo más importante es que a través del juego el niño se relaja y se empieza a encontrar cómodo y seguro entre las paredes de la clase. Esta sensación de seguridad empieza a reflejarse en su comportamiento. Al cabo de poco tiempo los niños son más cariñosos y menos violentos", explicó en una entrevista con Efe. EFE

ns/dsz

(foto)