10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 11 de julio de 2016, 14:51

Presentan una querella por los crímenes contra los opositores a Pinochet en Colonia Dignidad

Santiago de Chile, 11 jul (EFE).- La Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad presentó hoy una querella contra los responsables de torturas y la desaparición de opositores a la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) cometidas en ese enclave alemán del sur de Chile después del golpe militar.

La acción judicial busca que se investigue y condene a los militares chilenos y a los colonos alemanes que participaron en crímenes de lesa humanidad en la hoy conocida como Villa Baviera, que durante la dictadura funcionó como un centro de detención y tortura de opositores políticos.

"En el caso de Colonia Dignidad, los avances en materia de verdad y justicia han sido particularmente insuficientes, manteniéndose crímenes y criminales en la impunidad", dijo este lunes en rueda de prensa Margarita Romero, presidenta de la Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad.

Colonia Dignidad fue el enclave de una secta alemana liderada por el exenfermero nazi Paul Schäfer que funcionó en una zona situada a 400 kilómetros al sur de Santiago entre 1961 y 2005 donde se cometieron abusos sexuales a menores y otras atrocidades.

Después del golpe de Estado del 11 de marzo de 1973, Schäfer ofreció sus instalaciones a la policía secreta de Pinochet y Colonia Dignidad se convirtió así en una pieza clave del aparato represor de la dictadura.

Se calcula que unos 350 opositores fueron torturados en ese lugar y los querellantes sospechan que al menos un centenar de presos políticos fueron asesinados y enterrados en fosas construidas por los propios colonos.

El abogado Roberto Celedón, que representa a la asociación que presentó la querella, explicó que la medida pretender perseguir a todas las personas que resulten responsables de las violaciones a los derechos humanos cometidas allí.

Aún así, las más de 46.000 fichas incautadas del enclave alemán en 2005 han permitido incluir en la querella a nueve exmilitares chilenos identificados con nombre y apellidos.

Se trata de ocho oficiales y un suboficial de la época. Algunos de los involucrados no aparecen en otras causas de derechos humanos y uno de ellos llegó a ser uno de los jefes de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA), la policía secreta de Pinochet, señaló a Efe Celedón.

Según los querellantes, el análisis que ellos mismos han realizado de las fichas halladas en Colonia Dignidad han permitido establecer la existencia de dos operaciones de exterminio comandadas por oficiales del Ejército chileno con la colaboración de los jerarcas del enclave en diciembre de 1973 y en marzo de 1974.

La abogada Magdalena Garcés lamentó que en los últimos años muchos colonos alemanes requeridos por la justicia chilena han huido del país, y solicitó que el caso se investigue a fondo con un análisis exhaustivo de las 46.000 fichas incautadas y la exhumación de los restos enterrados en las fosas comunes.

Margarita Romero, presidenta de la Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad, solicitó a los Estados de Chile y Alemania que colaboren para indagar los crímenes en el enclave, aprovechando la visita de dos días al país austral que este martes iniciará el presidente de Alemania, Joachim Gauck.