10 de diciembre
Domingo
Mayormente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
jueves 1 de septiembre de 2016, 01:00

Preocupa a organismos extranjeros el atraso en las empresas públicas

Se realizó ayer un seminario internacional sobre las buenas prácticas en las empresas públicas. Fernando Infante, director de la CAF, indicó que Paraguay muestra atrasos en cuatro variables referentes a este punto

Con el fin de que los directivos de empresas públicas del continente expongan sus experiencias acerca del Gobierno Corporativo, se realizó ayer, en el Hotel Granados Park el seminario sobre las buenas prácticas en estas entidades.

Fernando Infante, director representante del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), manifestó que en Paraguay, las empresas públicas continúan siendo actores importantes y emplean a más de 17.000 personas en total. El presupuesto agregado de las compañías estatales es aproximadamente 14% del PIB, y la inversión total por parte de estas empresas alcanza casi el 1,3% del PIB. Sin embargo, se evidencian atrasos en varios puntos sobre buenas prácticas.

"Es por esa razón particularmente preocupante que los recientes informes del Foro Económico Mundial evidencian cómo el Paraguay muestra un atraso relativo en cuatro variables que tienen directamente que ver con la adopción de buenas prácticas de gobierno corporativo en las empresas públicas. Por ejemplo, el comportamiento ético, la eficacia de las juntas directivas, la protección de los intereses de los accionistas minoritarios y la fortaleza en los estándares de auditoría y contabilidad", precisó.

Sin embargo, reconoció que en Paraguay se ha visto en los últimos años las importantes reformas que el Estado ha realizado para fortalecer su rol como propietario de las empresas que integran el sistema de empresas públicas, como la creación del Consejo Nacional de Empresas Públicas (CNEP), así como la constitución de su brazo técnico, la Dirección General de Empresas Públicas.

Añadió que el año pasado se entregó una cooperación técnica que tuvo como propósito armonizar un conjunto de buenas prácticas de gobierno corporativo que le permita no solamente fortalecer el rol de las empresas públicas, desde la óptica de Estado propietario, sino además aclarar el relacionamiento de la dirección y el control de las empresas en las que participa como accionista unitario.

TÉCNICOS Y NO POLÍTICOS. Durante sus respectivas alocuciones, los disertantes coindicieron en apuntar que una empresa pública eficiente es aquella que separa el aspecto político del administrativo o técnico. Es decir, no supeditar sus emprendimientos dependiendo de los cambios de gobernantes.

Jorge González Gallástegui, director general de Legislación y Consulta de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público de México, aseveró que la ciudadanía es la principal accionista de las empresas públicas. El Estado tiene que mantener un equilibrio entre ser el regulador, ser un empresario y en perseguir fines de interés social.

"En ocasiones, hay monopolios naturales en un mercado, pero cuando en el mercado hay competidores es importantísimo que se dé la separación de los papeles del Estado y que se dé siempre dentro del respeto al marco normativo de competitividad", señaló.

Dijo que cuando cambia un Gobierno suele suceder que conlleva cambios en el directorio de la empresa. En ese sentido, expresó que los cambios deberían darse por ciclos, no cambiar a todas las personas de una vez, sino respetar el trabajo que venían haciendo. También es aconsejable contar con ejecutivos independientes y que estén ajenos a la situación política.

Por su parte, Maritza López, jefe de Gobierno Corporativo de Empresas Públicas de Medellín (EPM), Colombia, apuntó que si cada vez que cambia el Gobierno, cambia totalmente una empresa, ésta no va a perdurar en el futuro. La lógica de los negocios requiere una operación de largo plazo y estabilidad en las políticas como en las personas, ratificó.