2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
34°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
viernes 29 de julio de 2016, 01:00

Preguntas sobre el cambio de Constitución

Como todo lo humano, la Constitución de un país puede no ser completa y, al descubrirse sus fallos, puede nacer el deseo de perfeccionarla. También puede suceder lo contrario: la Constitución no se cumple en aspectos positivos y, en lugar de urgirlos, se prefiera suprimirlos.

Sobre la Constitución de 1992 y su posible cambio, se me ocurren tres preguntas.

La primera es: por qué precisamente ahora se quiere cambiar y a quién le favorecería más el hacerlo.

Respuesta: el cambio de Constitución nace en ámbitos del Ejecutivo y le favorecería especialmente a él. Con astucia a su alrededor, nace el deseo de cambiarla y casi el único argumento que se presenta como necesidad de cambio es el del deseo de la reelección presidencial. Y quienes la apoyan con más fuerza pertenecen a su entorno.

La segunda pregunta es si es este el momento más adecuado de cambiar la Carta Magna.

Y la respuesta es negativa. Hay encuestas que presentan a este Gobierno, y sobre todo al Ejecutivo, como el peor que hemos tenido desde la transición.

Y esto, por dos causas muy diferentes. Por un lado, nos está llevando hacia donde no queremos, con un apoyo desmesurado hacia los que ya tienen (los sojeros siguen sin impuestos) y con un endeudamiento que compromete seriamente nuestro futuro. Por otro, se intensifica la disminución presupuestal de los gastos sociales y esto empobrece cada vez más a los más pobres.

Supongamos que a pesar de lo dicho se convocara a una asamblea constitucional, existe además en su contra el gran nivel de corrupción en que estamos, que contaminaría a los constituyentes. Valores de la actual Constitución se perderían al ser negados por los actuales poderes económicos, políticos y sociales.

Tercera pregunta, ¿Ud. piensa que la futura Constitución pondría límites a la cantidad de tierras que puede tener un latifundista?

Respóndala Ud.