8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
martes 2 de agosto de 2016, 01:00

Precios más estables de los alimentos ayudan a bajar perspectiva de inflación

La rebaja en la expectativa de inflación anual de 4,5% a 3,8% se debe a que los precios de los productos más volátiles se estabilizaron. Esto motivó también a bajar la tasa de política monetaria.

El presidente del Banco Central del Paraguay (BCP), Carlos Fernández Valdovinos, explicó ayer las razones que motivaron a la banca matriz a disminuir su expectativa de inflación para este año, que hasta el mes pasado estaba en un 4,5% y ahora se espera alcance solo un 3,8%.

"Es difícil tener una estimación exacta y es por eso que a los técnicos les dije que tengan un rango. Nosotros veíamos que ese número muy elevado de inflación que tuvimos en enero (2,6%) arrastró todas las proyecciones que iban hasta 5,2%. Sabíamos que esos niveles de precio iban a revertirse y ahora vemos una mejor estimación", destacó.

Si bien, en un reciente informe la banca matriz señala que la inflación podría finalizar el año en un 3,8%, el presidente ayer no quiso precisar una cifra, pero sí dijo que espera que esté por debajo del 4,5%, siempre que no suceda algún choque externo en los próximos meses.

ALIMENTOS. El fuerte alza de precios alimentarios, principalmente de las frutas y verduras, disparó a principios de año el nivel de inflación; no obstante, como esta situación fue motivada por factores climáticos rápidamente al terminar estos eventos la oferta aumentó y los precios se normalizaron.

"La mayor parte ya se revirtió y si uno mira los diferentes rubros frutihortícolas creo que, salvo el tomate, que todavía sigue un poco elevado, el resto está a niveles más históricos", destacó.

En la fecha justamente el BCP debe dar a conocer los resultados de inflación del mes de julio que, según adelantó ayer Fernández Valdovinos, están dentro de esta estimación inferior al 4,5%.

política monetaria. La menor perspectiva inflacionaria también motivó a que en su última reunión el Comité Ejecutivo de Operaciones de Mercado Abierto (Ceoma) haya decidido disminuir la tasa de política monetaria bajando de un 5,75% a un 5,50%.

"La condición sine qua non (sin la cual no) siempre que hagamos un reajuste es que tengamos controlada la inflación, es nuestro deber fundamental. Vimos que la inflación se estaba revirtiendo incluso por debajo de nuestra meta de 4,5% y eso, abrió espacio para bajar la tasa de política monetaria para incentivar el crédito bancario", resaltó.

Al respecto, señaló que este es uno de los últimos sectores que se espera pueda reactivarse porque, para el año que viene, no se puede esperar depender de sectores como la agricultura y las entidades binacionales que por el factor climático de abundantes lluvias salvaron el principio de año.

Al ser consultado si preocupa que en el sistema financiero el crecimiento del crédito siga a un ritmo muy lento, respondió que los bancos han demostrado que tienen incluso exceso de liquidez.

"Es típico de los ciclos (económicos) que los bancos frenan en momentos malos, como lo fue el 2015, para gran parte de la cartera. Lo que vamos a ver lo que resta de este año es una normalización gradual", destacó.

Esta situación, a criterio del presidente del BCP, también podría reactivar los niveles de consumo para lo que resta del segundo semestre que actualmente están muy por debajo de lo esperado para los sectores empresariales.