10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
jueves 11 de agosto de 2016, 14:20

Por tres votos, presidente del Indert se salva del voto censura en el Senado

La Cámara de Senadores rechazó este jueves el voto censura al presidente del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), Justo Cárdenas, quien fue interpelado por irregularidades en la construcción de pozos de agua. El funcionario se salvó por tres votos.

Se necesitaban de 30 votos para aprobar el voto censura y recomendar al Ejecutivo la destitución del titular del Indert. Sin embargo, a la hora de definir, se tuvo a 27 senadores a favor, 11 en contra y 7 ausencias.

Los senadores colorados oficialistas y los oviedistas fueron claves para salvar a Justo Cárdenas durante su tratamiento en la sesión ordinaria, informó la periodista de ÚH, Diana González.

Cárdenas fue interpelado por una serie de anomalías en la construcción de pozos de agua en zonas rurales, realizada por empresas fantasmas que en algunos casos no llegaron a la conclusión, a pesar de que el ente estatal pagó por la totalidad del trabajo.

Aquellos parlamentarios que hicieron uso de la palabra señalaron que no fueron convincentes las respuestas del funcionario durante su interpelación en la Cámara de Senadores. Incluso, el senador Carlos Filizzola dijo que eludió y mintió en sus intervenciones.

Para el liberal Fernando Silva Facetti, Cárdenas intentó defender en todo momento los trabajos realizados en la construcción de sistema de agua.

"Durante el debate y las posteriores preguntas quedó demostrado que había muchas irregularidades a lo largo del país", sentenció.

El senador Juan Darío Monges, del oficialismo colorado, fue uno de los pocos que habló en contra del voto censura. Dijo que quedaron discernidos los grados de responsabilidades en este caso.

En el caso de los pozos, el Indert transfirió millonarias sumas de dinero a dudosas oenegés, que a su vez contrataron a "constructoras" para la ejecución de obras de sistemas de agua potable en varias comunidades rurales.

Las transferencias de dinero provenientes del Fondo de Inversiones Rurales para el Desarrollo Sostenible (Fides) se hicieron mediante el rubro 800, que escapa a la fiscalización de la Dirección de Contrataciones Públicas.

Las oenegés no solo tuvieron a su cargo la contratación –con dinero del Indert– de constructoras para hacer los sistemas de agua, sino también de los mismos fiscalizadores de esas obras. Se descubrió que varias constructoras son de reconocidos políticos colorados.

Durante la interpelación, Cárdenas se excusó en torno a la no utilización vía Contrataciones Públicas, alegando que en once años, apenas se construyeron seis sistemas de pozo por año, no se garantiza la conclusión de obras y tampoco se aseguran precios bajos o competitivos.

Habló de la construcción de 234 sistemas de agua potable con una inversión total de más de G. 117.000 millones, y con un cálculo promedio por unidad de más de G. 500 millones. Negó la existencia de supuestas coimas, así como que hayan sido beneficiados funcionarios del Estado.

Alegó que supuestamente el Indert no tiene incidencia en los contratos y que esto le corresponde a las oenegés. Dijo que tampoco constató que haya doble remuneración.

En un momento dado de su exposición, pidió ayuda a los senadores utilizando un discurso bastante político. Refirió que el proceso de reducción de la extrema pobreza no es la lucha de un solo partido.