9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
jueves 14 de julio de 2016, 01:00

Por tercera vez en el año, cartismo ve desestabilización en una marcha

Fuentes cercanas al presidente Cartes señalaron ayer en Mburuvicha Róga que hay preocupación porque la oposición estaría apuntando a "atacar" la tarea de algunos ministros del Ejecutivo.

Una de las voces autorizadas del Gobierno reveló ayer a los periodistas que cubren el área presidencial que existe preocupación en el Poder Ejecutivo por las manifestaciones y cierre de rutas que de nuevo están empezando a anunciarse por diferentes motivos.

El alto funcionario alegó que tienen informes de que la oposición está buscando desestabilizar al Gobierno "atacando" a ciertos ministros, cuya gestión está "en alza" o que tienen mucha presencia mediática como la ministra de la Senavitat, Soledad Núñez; el ministro de Educación, Enrique Riera, y el titular del Ministerio de Industria y Comercio, Gustavo Leite.

"El cierre de rutas es una de las formas de empezar a presionar. Pasa que estamos en la época de campaña, entonces la oposición debe hacer algo para desacreditar esta gestión. La mejor estrategia es cerrar rutas, invadir tierras, etc.", señaló la alta fuente.

La primera manifestación que el Gobierno denunció, que se trataba de un plan de desestabilización, fue la marcha campesina realizada, como cada año, en marzo pasado. Fue el mismo Cartes quien días previos a la movilización dejó entrever que habrían infiltrados del sector del Frente Guasu –liderado por Fernando Lugo– para generar caos durante la movilización.

La marcha se desarrolló en forma pacífica y sin mayores problemas.

En abril, los voceros del Gobierno volvieron a afirmar que la movilización de cooperativistas y campesinos, que copó entonces Asunción, tenía fines políticos y apuntaron al polémico dirigente Elvio Benítez, concejal departamental de San Pedro del FG, quien fue la cabeza de las movilizaciones, como el principal desestabilizador.

Tras varios días de tira y afloje, el Gobierno tuvo que negociar y acordar con los manifestantes y se levantó la movilización.

La marcha que ahora se prepara es nuevamente en San Pedro y está prevista para el próximo mes, con el fin de pedir al Gobierno la liberación de varios campesinos detenidos. "¿Qué tiene que ver el Gobierno con una cuestión fiscal-judicial?", se preguntó el alto funcionario.

Sin embargo, en esa marcha también se solicitará la derogación de la ley de seguridad interna y el retiro inmediato de la Fuerza de Tarea Conjunta de la zona. El Gobierno cree que esta manifestación sería aprovechada por algunos líderes opositores para fines políticos.

Vieja escuela. El ministro Leite fue consultado sobre el tema, a lo que señaló que su gestión está siendo auditada por la ciudadanía.

"Hemos mejorado el diésel, bajado el tenor de azufre 50 veces y bajado los precios de los combustibles. Tenemos el combustible más bajo del Mercosur que permitió disminuir G. 300 el pasaje", indicó el ministro en conversación con ÚH, desde Rusia.

Aseguró que solo es el ejecutor del liderazgo del mandatario, pero "debe doler que se pueda gestionar el país, a pesar de haber cortado las tradicionales cajas a cargo de los políticos de la vieja escuela", sentenció Leite.

Aseguró que el Gobierno está intentando hacer bien las cosas, "pero ya veremos qué nos tiran, quién nos tira y qué credibilidad tienen".

Aseguró que la clase política ideologizada en el mundo es buena "para armar kilombos". "Nunca proponen nada y cuando les toca gobernar funden a sus países. Así que acá estamos de pie y de frente", afirmó el titular del MIC.