3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
28°
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Editorial
viernes 19 de agosto de 2016, 01:00

Políticos deben aprender a escuchar la voz de la gente

En el tercer año de su mandato, el presidente Cartes fue aplazado por la opinión de la ciudadanía. 77% de las personas en la Gran Asunción y 71% en las principales cabeceras departamentales califican de mala y muy mala su gestión. La encuesta de ÚH y Telefuturo revela que la mayoría señala que el Gobierno no hizo nada bueno. Un dato revelador del sondeo indica el unánime rechazo a la reelección de Horacio Cartes. Sin embargo, la misma ciudadanía se inclina a favor de un cambio en la Constitución que permita la reelección. Los políticos deben aprender a aguzar el oído para escuchar el parecer de sus mandantes, que no siempre le dicen lo que quieren escuchar.

Las personas que participaron en el sondeo consideran que el Gobierno no hizo nada bueno; pese a esto, encuentran que hubo avances en temas como transporte público y obras públicas y viales. Respecto a lo peor, figuran en primera línea la inseguridad y la delincuencia.

Pero la gente quiere cambios: un alto porcentaje, 83% en la Gran Asunción y 73% en el interior, pide cambios en los ministerios: el de Interior figura en primer lugar; le siguen Salud y Educación. Resalta también que más del 80% de las personas manifiestan que se sienten más inseguras; y más del 90% califican de manera negativa la lucha contra el grupo autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

En esta evaluación del tercer año de gobierno no se salvaron los asesores del presidente. En capital y alrededores, un 65% dijo que no asesoran bien a Cartes; en las principales cabeceras departamentales, un 70% afirmó que no lo asesoran bien al primer mandatario. A unos días de la publicación, un vocero del Gabinete admitió que existe un déficit comunicacional.

Con respecto a la reelección, un tema que siempre surge, apenas llega un nuevo presidente al Palacio de López, el sondeo de ÚH y Telefuturo aporta una respuesta contundente: más del 80% de la gente rechaza la posible reelección de Cartes. La gente está segura de que el presidente busca la reelección y no está de acuerdo con esa idea. De hecho, la percepción sobre él no es precisamente positiva: lo ven soberbio, corrupto y despreocupado de los problemas del pueblo, según destaca el sondeo.

Sin embargo, la encuesta aporta una sorpresa: más del 60% de la ciudadanía apoya una reforma constitucional para la reelección. La gente está de acuerdo con cambiar la Constitución Nacional para que esté permitida la reelección. Y cuando la gente piensa en reelección, el candidato con mayor preferencia es Fernando Lugo.

La campaña por la reelección cobró nuevamente fuerza en este periodo, de la mano de los dirigentes colorados del sector cartista, quienes aspiran a que el actual mandatario vuelva a conquistar el sillón presidencial.

Es muy saludable comprobar que la ciudadanía tiene una opinión bien definida, y en este caso sobre el fantasma de la reelección, esa especie de cuco que nos queda a los paraguayos como secuela de las decenas de reelecciones del dictador Stroessner y que permitieron que se perpetuara en el poder. Los paraguayos debemos debatir sobre este tema. Pero se debería dejar esta discusión fuera de los tiempos electorales.

Con todo, es evidente que los tiempos cambian y los pueblos aprenden las lecciones de la historia. Este es el momento en el que los políticos deben demostrar que están a la altura del mandato de sus electores y que son capaces de escuchar y entender la voz de la gente.