10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
martes 19 de julio de 2016, 01:00

Policías coparon la plaza y opacaron a manifestantes

Unos 1.500 agentes policiales, entre ellos, cascos azules, efectivos de fuerzas especiales, antimotines y otros, coparon la sede del Palacio de Justicia. El despliegue policial, muy pocas veces visto, superó con creces al reducido número de manifestantes que no superaban las 300 personas, que con banderas y cánticos seguían denunciando lo que para ellos es una condena sin pruebas.

La explanada del edificio, el escenario preparado para la lectura de los argumentos del tribunal que condenó a 11 campesinos por la matanza de Curuguaty, estaba custodiada por una multitud de agentes. En primera fila, formaron agentes de sexo femenino, luego ya se ubicaban los cascos azules y agentes de la FOPE, que daban la espalda al tribunal mirando impasibles a un grupo reducido de manifestantes que gritaban a medida que la actuaria, en un forzado castellano, leía las explicaciones de la condena ante el abucheo de los presentes. “Basta de circo; queremos justicia”, “Narcogobierno, narcojusticia”, eran algunos de los gritos que se escuchaban del grupo de personas que apoyan a los campesinos, a quienes consideran inocentes en este juicio, por lo que pedían la nulidad.

Los uniformados también rodearon la zona de la plaza y las inmediaciones del Palacio, con agentes fuertemente armados encabezados por los jefes de la Agrupación Especializada, de Orden y Seguridad, el jefe de Policía del área metropolitana y otros.

Fuentes de las organizaciones que se estaban manifestando señalaron que tenían información que también rondaban por el lugar policías vestidos de civil.

A pesar de la escasa convocatoria, el grupo de manifestantes se encargó de hacer ruido con batucadas y con músicos que se llegaron hasta el lugar.

Marcha. Antes de leerse la totalidad de las explicaciones del tribunal, los manifestantes abandonaron el lugar frente a la Plaza de la Justicia y marcharon por la avenida Carlos Antonio López, hasta llegar a la zona del colegio Cristo Rey, donde dieron una vuelta para volver al Palacio de Justicia. Cuando se encontraban de salida, un grupo de los que pedían la absolución de los campesinos quemaron dos cubiertas y lo dejaron sobre la avenida Carlos Antonio López y Doctor Coronel, haciendo que el tránsito se paralizara por unos minutos. Sin embargo, este incidente no pasó a mayores.

Durante el trayecto, la policía mostró toda su fuerza, acompañando con un carro hidrante y con un camión que transportaba a cascos azules, dispuestos a reprimir si la situación lo ameritaba.

A medida que fueron pasando las horas, el grupo que apoya a los campesinos fue perdiendo fuerza, reduciéndose considerablemente la cantidad de adeptos. Para cuando se dio por terminada la lectura, los manifestantes se retiraron del lugar sin que se produjera algún incidente.