8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
viernes 4 de noviembre de 2016, 01:00

Policía confiesa que aceptó coima, pero no secuestró

Uno de los policías acusados por secuestro exprés, Jorge Raúl Arzamendia, confesó ayer en pleno juicio oral, que aceptó una coima porque “cayó en la tentación”. Pidió disculpas, pero alegó que no había secuestrado ni retenido a nadie.

En su declaración ante el tribunal compuesto por Gloria Hermosa, Mesalina Fernández y Alba González, implicó también a un jefe policial que no está procesado en el caso.

El procesado explicó que Luis Álvarez, también acusado, trajo un dato de que un preso de Tacumbú iba a dar datos acerca de un narco. Que así empezaron la investigación, y un informante le contactó.

Según supieron, Virginia Benítez (esposa de un narco, quien les denunció) distribuía cocaína, por lo que iniciaron la pesquisa. Reveló que un informante, Alexis Amarilla, que se hizo pasar por César, contactó con ellas.

Alegó que tres veces compraron cocaína de la mujer, quien salía en su Toyota Noah, llevaba la droga y luego volvía a su casa. La cuarta vez pidieron una carga más grande, y así querían atraparla.

Explicó que así fue que ese día dejaron al informante César y que la mujer, que iba con su hija, la recogió en su Toyota. Fue ahí que las detuvieron con la cocaína. Alegó que incluso labraron acta de lo ocurrido.

La mujer le ofreció 50 millones de guaraníes. Que lloró porque tenía su esposo y su hijo presos por droga. Relató que llamó al comisario Donato García y que este le pidió que las llevara a la oficina.

Comentó que en la oficina, el comisario y ellos (Arzamendia y Luis Álvarez), aceptaron el dinero. Se arrepintió y pidió perdón. Dijo que no resistió la tentación.

Fueron a su casa y luego a la Cooperativa, donde les dio G. 17 millones. Además, que gestionó luego préstamos que no consiguió. También que quería vender su camioneta y que este le dijo que pusiera a nombre de su mecánico.

Luego de esto llevó a la señora y a su hija (Laura Bogado) a su casa. Tras la denuncia, dijo que al comisario Emilio Báez, de Apoyo Técnico, le entregó G. 5 millones para encubrirle. Después, ante toda la investigación fue detenido.