10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
31°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 4 de noviembre de 2016, 12:39

PMA dice que 140.000 personas siguen en refugios en Haití tras el ciclón

Puerto Príncipe, 4 nov (EFE).- Unas 140.000 personas siguen en refugios temporales en Haití tras un mes del paso del devastador huracán Matthew, dijo hoy el Programa Mundial de Alimentos (PMA), que precisó que requiere de 40 millones de dólares para atender la crisis desatada tras el fenómeno.

El huracán golpeó Haití el 4 de octubre y causó al menos 573 muertos, 75 desaparecidos y 1.890 millones de dólares en daños.

En un comunicado emitido hoy, el PMA explicó que para responder a las necesidades alimentarias y logísticas urgentes, necesita 58 millones de dólares de los cuales solo ha recibido 18 millones de dólares por parte de Brasil, Canadá, la República de Corea, Estados Unidos, Japón, Liechtenstein, Lituania, el Fondo Central de Respuesta a Emergencias de la ONU (CERF) y empresas privadas.

El organismo de la ONU indicó que ha distribuido asistencia alimentaria a cerca de 400.000 personas en apoyo de los esfuerzos de recuperación del Gobierno tras el ciclón.

"Estamos haciendo todos los esfuerzos posibles para continuar ayudando a los supervivientes, que no pueden ser olvidados" añadió en el comunicado el director del PMA en Haití, Ronald Tran Ba Huy.

El PMA afirmó que ha incrementado sus operaciones tras una Evaluación de Emergencia de Seguridad Alimentaria (EFSA) que reveló que centenares de miles de personas estaban necesitando asistencia alimentaria urgente.

El reporte apunta a pérdidas generalizadas en los cultivos (cerca del 100 % en algunas áreas de Grande-Anse), ganado y semillas, que, a su vez, han aumentado la necesidad a medida que a los mercados locales se les agotan las reservas y los precios de bienes importados empiezan a incrementarse.

La temporada de siembra en noviembre y de la cosecha que se espera al principio de 2017, pueden verse críticamente afectadas, exacerbando y prolongando la inseguridad alimentaria aguda hasta bien avanzado el próximo año, agregó el PMA en su comunicado.