9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
martes 26 de julio de 2016, 01:00

Plazos dan para la enmienda, no para reforma, dice Bestard

El presidente del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), Jaime Bestard, manifestó que los plazos ya no cierran para llevar adelante una reforma constitucional, pero que para una enmienda sí. Explicó que para llevar adelante una enmienda solo se necesita mayoría absoluta en las dos Cámaras del Congreso y luego ellos tienen 180 días para convocar, con lo que, apretando los tiempos, podría ser para el mes de enero del año que viene la convocatoria, y los comicios de un referéndum en agosto del 2017.

“La enmienda tiene un proceso distinto al de la reforma, eso está en la Constitución, requiere mayoría absoluta en ambas Cámaras, es decir, 41 votos en Diputados y 23 en Senadores. Si aprueba el Parlamento en ambas Cámaras, nos remiten al TSJE, y como dice la Constitución, con el texto de la enmienda”, explicó Bestard a Radio 1000.

Indicó que la enmienda es una modificación puntual de la Carta Magna, y que no puede entrar en el terreno de la reforma dentro de la propuesta a ser presentada.

Reforma. Con respecto a la posibilidad de llevar adelante una reforma constitucional, el titular del máximo órgano electoral señaló que ve muy difícil que se alcancen los tiempos, ya que se acercan los comicios generales que se deben llevar adelante en el 2018.

Bestard dijo que no dan los tiempos para una reforma constitucional, porque los partidos deberían realizar primeramente sus internas partidarias para candidatos a convencionales nacionales constituyentes, y luego recién realizarse las elecciones para una constituyente, lo cual supone que ya no hay tiempo.

Además el año próximo ya se debe llamar a elecciones internas de los partidos políticos para que elijan sus candidatos para pugnar por la presidencia de la República y los cargos de diputados, senadores, gobernadores y concejales departamentales.

La Carta Magna establece que los comicios para elegir representantes para una reforma constituyente no pueden coincidir con elecciones que sean a nivel nacional.