17 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Deportes
lunes 27 de marzo de 2017, 01:00

Planificando el futuro

Guillermo Areco

Tw: @guille_areco

Con la firme convicción de sembrar la clásica identidad temperamental en los juveniles, Gustavo Morínigo, estratega del Seleccionado Paraguayo Sub 17, detalló aspectos claves de la clasificación de la Albirrojita al campeonato Mundial de la India.

“Como paraguayos siempre hablamos de garra, fuerza, y el estilo va por ese lado, para mí en algún momento perdimos el temperamento tratando de cambiarlo por toques, y se equivocó un poquito en esa parte”, reflexionó Morínigo, apuntando como piedra angular al trabajo precompetitivo.

Historia y gallardía. “Lo primero fue recuperar esa mística para luego ir trabajando en el aspecto futbolístico, y los chicos asimilaron bien cuáles eran las etapas. Eso lo complementamos en varios ámbitos, desde videos de partidos memorables de la Albirroja, hasta charlas de historia del Paraguay de las épicas guerras de la Triple Alianza y del Chaco. El mérito es de los jugadores, porque lograron plasmar en el campo de juego meses de intensa labor”, destacó.

El entrenador además apuntó a momentos significativos: “La etapa de elección fue fundamental, se hizo un trabajo acertado con un seguimiento de 92 partidos en las distintas categorías para congeniar con el equipo técnico qué clase de equipo queríamos a base de las características de los citados. Ya en el torneo, el primer partido que nos tocó estar libre nos favoreció. Ir al estadio y observar esa primera fecha ya dio una idea a los chicos de cómo sería el Sudamericano”.

FORMACIÓN EN VALORES. El cuerpo técnico no dejó nada al azar al momento de establecer normas ya en la etapa de reconocimiento: “A esta edad los chicos tienen muchas dudas, la primera salida al exterior para algunos y el manejo emocional es fundamental. Actuamos con el cuerpo técnico como relatores de cómo debía de ser su manejo dentro y más fuera del campo de juego”.

Para Morínigo, los detalles marcaron diferencia: “Tuvimos un control estricto de esa parte para mantener la paz grupal. Establecimos horarios para todo y los padres comprendieron, y nos funcionó por el simple hecho de aprovechar el descanso, porque a veces las redes sociales roban mucho tiempo”

MARCA REGISTRADA. El himno en guaraní tuvo importante aceptación: “Un día antes del debut pensé en preparar ese tipo de detalles y al grupo técnico le gustó la idea. Propusimos al grupo y lo aceptaron enseguida, la idea era presentarlo en la fase final, pero los chicos practicaron enseguida y lo sacaron ya en el primer partido”, rememoró: “En nuestro idioma todo suena de manera diferente, es nuestro sello, patriótico y emotivo”.

LO QUE SE VIENE. “Los que viajaron saben que no pueden relajarse, remarqué que el fútbol es actualidad y no puedo llevar gente por lo que hizo antes. Irán al Mundial los que muestren estar en condiciones. Las puertas están abiertas para los que se destaquen desde ahora”, puntualizó.

El estratega asumió que existe un proyecto a futuro: “Hay una propuesta sobre la mesa, con charla pendiente tras el combo (Eliminatorias). Lo ideal es no cortar; aún no es proceso por el corto tiempo de trabajo, pero el camino es llevar esta labor hasta lo más alto, y eso se debería hacer de una vez por todas, consolidar una línea de trabajo en todas las categorías de la Selección, para facilitar la labor de acuerdo a la evolución de las camadas”.