17 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 8 de mayo de 2017, 10:35

Plan International exigirá medidas para detener la violencia contra la niñez

Panamá, 8 may (EFE).- Solo en Latinoamérica 1,1 millones de adolescentes sufren violencia sexual, denunció hoy Plan International, que exigirá en el V Foro Mundial de la Red Global de Religiones a Favor de la Niñez acciones para detener este delito.

La organización no gubernamental defensora de la infancia anunció en un comunicado que su directora para Latinoamérica, Corina Villacorta, asistirá al foro, que se celebrará en la capital panameña, y será panelista en el tema "Eliminar la explotación y el abuso sexual de los niños y niñas", el próximo miércoles.

"Plan International reconoce que la fe juega un papel importante en la vida de las personas en el mundo y que los líderes de fe están en una posición privilegiada para influir en los valores en la sociedad y apoyar a transformar la mentalidad existente respecto a la violencia", dijo Villacorta.

El Foro, que se inicia mañana, tiene como lema "Poner fin a la violencia contra la niñez: comunidades de fe en acción".

Plan sostiene que las niñas y los niños experimentan violencia en formas diferentes, ligado a cómo los ve la sociedad y recuerda que las estadísticas mundiales y regionales muestran que las niñas enfrentan un mayor riesgo de ser víctimas de violencia sexual que los niños.

"Para muchas niñas, su primera relación sexual en la adolescencia es indeseada o incluso forzada. En la región latinoamericana, 1,1 millones de niñas adolescentes entre 15 y 19 años de edad han experimentado violencia sexual", denunció.

Villacorta sostuvo que "la violencia sexual contra las niñas se encuentra influenciada por patrones sociales y culturales patriarcales y relaciones de poder desiguales entre hombres y mujeres que se traducen en las dinámicas abusivas que están a la base de la explotación y abuso sexual".

Una de las consecuencias más graves de la violencia sexual para las niñas, especialmente las menores de 15 años, es la maternidad forzada, advierte.

Según la OPS, entre el 11 % y el 20 % de los embarazos en niñas y adolescentes son resultado de violencia sexual. Además, según Plan International, para prevenir y eliminar el abuso sexual contra las niñas hay que combatir el matrimonio infantil y las uniones tempranas forzadas.

"Creemos vehementemente que cambiar las normas y actitudes que normalizan la violencia contra las niñas y mujeres es crítico para prevenir y eliminar la violencia, incluyendo la violencia sexual," recalcó Villacorta.

"Plan International exhorta a todos los líderes de fe alrededor del mundo a tomar acción para eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres y niñas en las esferas públicas y privadas, incluyendo la trata y explotación sexual, y eliminar todas las prácticas dañinas contra los niños y niñas", apuntó.

Agrega que, "con ello contribuirán también al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible".

Villacorta enfatizó que los y las líderes religiosas "pueden hacer una contribución muy significativa a la eliminación de actos de violencia contra los seres humanos, especialmente contra los niños y las niñas".

Al menos 430 líderes religiosos de diferentes comunidades de fe de 67 países, 60 niños, niñas y jóvenes entre 14 y 17 años, con diferentes creencias religiosas y tradiciones espirituales, y representantes de organismos internacionales participarán en el Foro, organizado por Arigatou International, del 9 al 11 de mayo 2017 en la ciudad de Panamá.