20 de septiembre
Miércoles
Calor
23°
36°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
35°
Viernes
Mayormente despejado
18°
29°
Sábado
Nublado
17°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 16 de marzo de 2017, 01:00

Piratas hackean Twitter y se salvan WhatsApp y Telegram

REUTERS y AFP

WASHINGTON - EEUU

Varias cuentas de Twitter certificadas, entre ellas las de Amnistía Internacional, de la BBC y del Ministerio francés de Economía fueron pirateadas ayer con mensajes en turco comparando a Holanda y Alemania con el régimen nazi.

“Alemania nazis #Holanda nazis. Aquí una pequeña bofetada otomana para ustedes. #Nos vemos el 16 de abril. ¿Quieren saber lo que escribí? Aprendan turco”, rezaba un mensaje en turco que apareció también en las cuentas de Javi Martínez, jugador del Bayern de Munich, y del ex tenista alemán Boris Becker. Twitter confirmó haber sufrido un ataque informático de gran envergadura. “Estamos al tanto del problema que afecta a varias cuentas”, declaró un portavoz, añadiendo que localizaron rápidamente la fuente del ataque que proviene de una aplicación.

WhatsApp y Telegram. Una compañía de seguridad informática reveló ayer que había descubierto una falla en los populares servicios de mensajería Telegram y WhatsApp, que permitiría piratear cuentas de usuarios sirviéndose del sistema de codificación que supuestamente protege la confidencialidad de sus mensajes.

La compañía estadounidense Check Point Software Technologies precisa en un comunicado que Telegram y WhatsApp, a las que alertó el 8 de marzo, repararon el problema. Según los investigadores de Check Point, “nada más que enviando una inocente foto un atacante puede tomar el control de la cuenta, acceder a la historia de los mensajes, a todas las fotos compartidas (en el servicio), y enviar mensajes en lugar de los usuarios”.

El pirata, en efecto, podía camuflar un virus en la imagen, que se activaba cuando el destinatario cliqueaba en ella. WhatsApp y Telegram utilizan un cifrado que garantiza que solo el expedidor y el destinatario de los mensajes pueden ver su contenido. Pero súbitamente, las dos aplicaciones no tuvieron forma de detectar si ese contenido incluye virus.