20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
jueves 29 de junio de 2017, 01:00

Piden que juez afronte juicio oral por una supuesta coima

El juez de Caaguazú Uvaldo Aquino supuestamente pidió entre USD 120.000 y USD 30.000, a ambas partes, antes de dictar resolución en un sonado caso que involucra a menonitas de la región.

Los agentes fiscales Martín Cabrera y Alfredo Mieres acusaron en la víspera al juez del fuero Civil, Comercial y Laboral de Caaguazú Uvaldo Aquino González, por el delito de cohecho pasivo agravado, en calidad de autor.

Además, solicitaron que el magistrado afronte juicio oral y público por supuestamente haber solicitado una supuesta coima por USD 30.000, a cambio de favores a un profesional abogado para la regulación de honorarios en un sonado caso de la región y que involucra a menonitas de la colonia Bergthal, de J. Eulogio Estigarribia.

El abogado Andrés Ayala denunció el hecho ante el Ministerio Público, y posteriormente solicitó la autorización judicial correspondiente para la autenticación de billetes, tanto en dólares como en guaraníes, la grabación en audio y video de las reuniones y la entrega de dinero entre el denunciante y el juez implicado.

Luego el 16 de noviembre de 2016, en la estación de servicios del emblema Integral de la ciudad de Caaguazú en el km 167, se realizó la mencionada reunión entre Ayala y César Gauto, quien fungía como funcionario dactilógrafo del magistrado.

Una vez concretada la entrega del millonario monto una comitiva fiscal intervino y detuvo a los ocupantes del vehículo. Gauto refirió que la suma de dinero solicitada al denunciante era para Aquino.

seguido. Luego el funcionario judicial, en compañía de los investigadores, se trasladó hasta la sede del Juzgado de Caaguazú, ingresó al despacho de su jefe y le hizo entrega del sobre que contenía el dinero, luego se dirigió al sanitario, momento en que el fiscal Cabrera allanó la oficina.

Aquino intentó ocultar dicho sobre que se encontraba en el bolsillo interior izquierdo de su saco, lo agarró y dejó caer bajo su escritorio.

El dinero hallado coincidía con las fotocopias de los billetes preparados para el trabajo encubierto.

Según la acusación de la Fiscalía, Aquino solicitó al demandado Bernhard Krahn Friesen, la suma de USD 120.000. En tanto al abogado Andrés Ayala (demandante), la suma de USD. 100.000, que bajó a USD 30.000.

El juez actualmente se encuentra suspendido.