11 de diciembre
Domingo
Mayormente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
lunes 18 de julio de 2016, 23:00

Piden prisión para funcionario que tenía droga

El viernes pasado, tras un operativo antidrogas, dos hombres fueron sorprendidos en Hernandarias cuando intentaban comercializar más de un kilo de droga en la vía pública. Ahora la Fiscalía pide prisión para ambos imputados.
El funcionario judicial Abraham Galeano Villar (30) y el ingeniero Jorge Rolando Aponte Rodríguez (35) fueron detenidos el pasado viernes cuando agentes de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) los descubrió con 1,115 kilos de droga en manos, a metros de una estación de servicio ubicada a la entrada del Paraná Country Club de Hernandarias.

Este lunes el fiscal Manuel Rojas Rodríguez, de la Unidad Especializada en la Lucha contra el Narcotráfico, solicitó la prisión preventiva de los hombres tras imputarlos por el hecho punible de tenencia sin autorización de sustancias estupefacientes.

Con base en supuestos datos de inteligencia, alrededor de las 11.50 del viernes pasado agentes de la Senad, montaron en el sitio una discreta vigilancia desde las 08.00 y cerca del mediodía divisaron dos vehículos con las características que estaban investigando.

Uno de los rodados era de la marca Toyota Funcargo de color plateado y estaba al mando Aponte García, mientras que el otro vehículo, una camioneta Nissan Terrano también de color plateado se encontraba a cargo de Galeano Villar.

Los dos sospechosos ingresaron al interior de la camioneta Nissan para la entrega de la droga, cuando operó la intervención y se procedió a la aprehensión de los personajes. Fue en el asiento trasero de este vehículo donde encontraron una mochila con 115 kilogramos de cocaína.

Según las informaciones manejadas, Galeano Villar se encargaba de proporcionar la droga que traía aparentemente de la ciudad de Encarnación mientras que Aponte Rodríguez se dedicaba a adquirir y distribuir la sustancia prohibida en la zona de Alto Paraná, informó el Ministerio Público.