29 de abril
Sábado
Mayormente nublado
13°
25°
Domingo
Muy nublado
15°
24°
Lunes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
26°
Martes
Parcialmente nublado
18°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
domingo 7 de agosto de 2016, 01:00

Piden dotar a la Costanera de baños suficientes, bebederos y vegetación

A lo largo de sus 3,8 kilómetros de extensión, la avenida Costanera carece casi por completo de sombra para que la gente que visita el sitio pueda protegerse especialmente en los días calurosos.

La inminente llegada de la temporada veraniega, que avizora altas temperaturas y hasta sequía, encuentra a esta infraestructura ribereña con solo dos resguardos en todo su recorrido pero sin ningún árbol que pueda aplacar la calcinante sensación térmica que suele caracterizar al verano.

Los plantines que se sembraron son todavía muy pequeños y no cumplen con su cometido de atenuar los implacables efectos del sol.

A todo esto se suma el hecho de que la gente no tiene comodidad para proveerse del vital líquido, ya que si bien hay canillas, las mismas no están en sitios visibles o se hallan ubicadas en el suelo.

Esto obliga a que las personas necesariamente deban comprar botelllitas de agua mineral de los puestos de venta que van copando lenta pero progresivamente el paseo central de esta vía de comunicación costera de la capital.

Ante esta situación, el concejal Antonio Apuril planteó días pasados que en el marco del proyecto Asunción se hidrata se instalen bebederos en todo el lugar, pedido que fue girado a la Intendencia para su consideración.

RECLAMOS. Otro aspecto reclamado por la ciudadanía se refiere a la necesidad de contar con más elementos inclusivos, atendiendo el gran número de gente con discapacidad que llega cada semana a este punto.

La escasa existencia de rampas para quienes se movilizan en sillas de ruedas es un factor que causa inconvenientes a este segmento de la población.

La carencia de baños suficientes es otro componente sensible, ya que el único sanitario disponible en la zona de playa resulta insuficiente y donde se debe abonar G. 2.000 por el servicio.

Larissa Aquino, quien realizaba ayer una caminata por ese sector, indicó que se necesita de una mayor presencia policial, sobre todo en el punto cercano a la salida de General Santos y a áreas donde aún se mantienen familias damnificadas. “En horas de la siesta y a la noche ya es peligroso pasearse o hacer ejercicios por acá. Hay motochorros que recorren la zona y como no hay policías en varios sectores, estamos expuestos a ser asaltados”, dijo.

Por su parte, Rocío Pérez, otra visitante de la avenida costera, considera un error que se planten arbolitos de naranja, cuando lo que se precisa es ganar sombra, lo que se puede lograr con ejemplares conocidos como sombrilla.