27 de abril
Jueves
Despejado
22°
Viernes
Despejado
23°
Sábado
Despejado
12°
24°
Domingo
Mayormente nublado
15°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
martes 10 de enero de 2017, 01:00

Pese a la compra de deudas, insistirán en la condonación

La compra de deudas con la banca privada por parte del Banco Nacional de Fomento (BNF) es una medida unilateral del Gobierno y no significa una solución para la problemática rural, aseguró Jorge Galeano, dirigente campesino.

Por ello, insistirán desde la denominada Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI) con la condonación de deudas, a través de los proyectos de ley presentados al Congreso, explicó Galeano, líder del Movimiento Agrario Popular (MAP), organización que integra la coordinadora.

Los proyectos que fueron presentados en la Cámara de Diputados por el liberal José Pakova Ledesma y el colorado Alsimio Casco, respectivamente, están siendo promocionados en el interior con encuentros de socialización desde hace varias semanas.

Galeano explicó que no están conformes con la compra de las deudas debido a que la medida se ciñe a una lista que fue reducida, y que, según datos del propio BNF, alcanza solo a 10.348 campesinos que deben más de G. 34.400 millones (USD 6,2 millones) en diferentes entidades privadas, como bancos, financieras y cooperativas.

“Nosotros creemos que la totalidad de los que pretenden condonar sus deudas suman en realidad 40.000 a 50.000 pequeños productores de todo el país”, manifestó. Es decir, a su criterio, varios labriegos quedaron fuera.

“Creo que el Gobierno está haciendo una tarea unilateral, la medida es de ellos, nosotros estamos convocando una reunión de la coordinación para tratar este tema, no responde a nuestras expectativas y a nuestro pedido”, concluyó Galeano.

averiguaciones. Por otra parte, los dirigentes del Movimiento Campesino Paraguayo (MCP), Félix Núñez y Cecilia Quiroga, dijeron que no hubo comunicación oficial acerca de la compra de deudas.

Representantes de esta organización, que también integra la Coordinadora Intersectorial, inclusive se organizaron para desplazarse hasta la ciudad de Curuguaty, donde ya se empezaron a transferir las deudas desde la banca privada a la sucursal del BNF de la zona, según informaron los directivos.

Curuguaty sería una de las primeras ciudades donde se cumple el acuerdo de compra de deudas campesinas. Hasta el momento, se han transferido alrededor de G. 2.000 millones en pasivos, explicó Humberto López, gerente de la sucursal del BNF.

Núñez dijo que es posible que las deudas compradas sean de clientes que no forman parte de las listas entregadas por la coordinadora, razón por la cual no tuvieron conocimiento del tema.