8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
miércoles 13 de julio de 2016, 01:00

Pese a crisis, aumentan 10%

En medio de una crisis económica por millonarias deudas y faltantes de royalties y Fonacide heredada de la administración de Roberto Cárdenas, el despido de casi 500 empleados a fin de oxigenar las finanzas y reducir el excesivo número de personal, en la Municipalidad de Lambaré se aplicó desde abril un aumento del 10% al salario del personal permanente y a la dieta de los concejales, y hubo recategorización de cinco direcciones, que pasaron a direcciones generales, lo cual implica pagar un mayor salario.

Aun queda pendiente el aumento del 10% a los salarios del personal contratado, que dependerá del mejoramiento de los ingresos del Municipio.

Mientras aplican estos incrementos salariales, en las principales calles asfaltadas de la ciudad de Lambaré siguen persistiendo los baches. Los trabajos hechos al inicio del periodo actual aún no cubrieron todas las vías deterioradas. En el Ejecutivo municipal señalan que con fondos propios están haciendo por parte los bacheos y cuando reciban los royalties avanzarán con otras obras viales.

El director de Finanzas de la Municipalidad de Lambaré, Lic. Roberto Paredes, señaló que al asumir la administración heredaron un presupuesto que tuvo sanción ficta en el 2015 y que incluyó la aplicación en el 2016 del aumento salarial al funcionariado.

Dijo que el planteamiento del intendente Armando Gómez fue reducir los nuevos nombramientos presupuestados y recategorizar algunas direcciones para que los nuevos directores tuviesen un mejor salario. La Junta se ratificó en un aumento salarial y de dieta, apuntó Paredes.

El edil Víctor Silvera, de la Comisión de Hacienda de la Junta, dijo que los aumentos de salarios y dieta y la creación de 39 nuevos nombramientos se ajustan a la disponibilidad presupuestaria y tope de la ley. Relató que tras las elecciones municipales el presupuesto 2016 tuvo sanción ficta “porque ediles liberales dejaron tres veces sin cuórum la sesión, ya que ya no objetaban la creación de 64 cargos nuevos”.