9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
jueves 6 de octubre de 2016, 01:00

Pese a conversaciones no hay acuerdo por tierras de Guahory

La mesa de negociaciones abierta el martes pasado entre campesinos desalojados de Guahory, Caaguazú, y el Indert queda en cuarto intermedio hasta mañana, a fin de que ambos sectores estudien las propuestas existentes.

Así manifestó ayer Justo Cárdenas, titular del Indert, luego de la reunión mantenida en la sede de dicha institución con representantes de los afectados.

Los campesinos, por su parte, permanecerán acampados en la Plaza Uruguaya “hasta lograr una solución definitiva”, según manifestó Onésimo Araújo, luego de la referida reunión.

Desde ese sitio realizan manifestaciones diarias hasta frente al ente estatal, para luego retornar a la plaza.

La determinación de ir a un cuarto intermedio se dio porque aún no se llegó a un acuerdo satisfactorio para los campesinos.

Estos señalaron que estudiarán las propuestas de reubicación realizadas por el ente estatal, pero adelantaron que esa no es la solución definitiva que anhelan.

Araújo señaló que a pesar de la apertura que se da por parte de la gente del Indert, la mayoría de los campesinos no están de acuerdo con ser reubicados en otro sitio, sino que permanecen en la postura de reclamar las tierras de Guahory, de donde fueron desplazados hace unas semanas en un procedimiento fiscal-policial que afectó a unas 200 familias.

El titular del Indert no quiso dar detalles de la propuesta presentada a los campesinos, a fin de no entorpecer las negociaciones, pero resaltó la “apertura de ambas partes” y afirmó que existe una idea clara de llegar a una solución definitiva para todos y no a una parcial “al menos de nuestra parte”.

Mencionó que existen “tareas técnicas” pendientes, como ser el mapeo de los lotes que puedan interesar a los campesinos, de manera a llegar a una solución “rápida y definitiva, porque la solución parcial no es aceptable para nosotros”.

Reconoció que por ello las negociaciones llevarán algún tiempo.