23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
32°
Jueves
Despejado
25°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Muy nublado
20°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 21 de marzo de 2017, 18:39

Perú pasa su momento más difícil en lo que va de siglo, dice su primer ministro

Lima, 21 mar (EFE).- Perú atraviesa probablemente su momento más difícil en lo que va del siglo XXI, afirmó hoy su primer ministro, Fernando Zavala, a raíz de las recientes inundaciones que desde diciembre dejan 78 muertos y más de 100.000 damnificados en varias regiones de la costa peruana.

Al concluir la reunión del Acuerdo Nacional con representantes del resto de poderes del Estado, fuerzas políticas y organizaciones sociales, Zavala aseguró que "los peruanos vamos a salir adelante y vamos a revertir este momento".

El primer ministro solicitó unidad y dejar de lado las diferencias ideológicas y políticas para ayudar en la reconstrucción del país, donde hay unas 12.000 casas destruidas por el desastre natural.

"La tarea urgente de hoy es ayudar, poner el hombro, pero también ya comenzar a pensar en la reconstrucción. Podemos ponernos de acuerdo en los temas urgentes para nuestro país. Es lo que los ciudadanos esperan y demandan de sus autoridades", subrayó Zavala.

El presidente del Consejo de Ministros advirtió que la previsión meteorológica para los próximos días contempla escenarios de fuertes lluvias, "que muy probablemente generarán inundaciones y deslizamientos de tierras", aludes conocidos en Perú con el término quechua "huaicos".

Las instituciones participantes en el Acuerdo Nacional suscribieron hoy una declaración en la que expresaron su respaldo a la acción del Gobierno en todos sus niveles para superar la emergencia y ratificaron su compromiso para superar la situación.

El Gobierno, el Congreso, el Poder Judicial, los partidos políticos y los colectivos civiles también se comprometieron a promover un adecuado manejo de los recursos hídricos, un ordenamiento territorial y la reducción de riesgos de desastres para prevenir nuevas inundaciones en el futuro.

Además de los 78 fallecidos y más de 100.000 damnificados, las inundaciones también dejan 264 heridos, 20 desaparecidos y más de 640.000 afectados por daños de menor consideración.