2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
34°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
jueves 1 de septiembre de 2016, 19:51

"Permitidos": Fácil y sin pretensiones

"Permitidos", protagonizada por la argentina Lali Espósito, es una película que utiliza aspectos de la vida contemporánea para contar una historia. Una comedia fácil, sin pretensiones, de buen inicio pero con un final innecesariamente largo.

Por José Biancotti | jbiancotti@uhora.com.py

La película trata sobre una pareja que en un primer vistazo se muestra feliz, amorosa y en un almuerzo ambos deciden darse "permiso" para tener un affair con un actor.

Camila (Lali Espósito) y Mateo (Martín Piroyansky) eligen a sus respectivos "permitidos" pensando que nunca podrán salir con ellos. Pero la ligereza de este juego no tarda en revelar su carga cuando Mateo logra conocer a la actriz soñada tras sufrir un accidente.

Los siguientes acontecimientos son algo predecibles. El protagonista se fotografía con la actriz mientras ella duerme. Dice ser un "caballero" cuando le preguntan cómo logró conquistarla y se embadurna de falsedades que le arruinan su propia vida amorosa.

Gracias a la mentira, él observa cómo su relación viaja por el excusado: Camila mira unas fotografías de Mateo junto con la actriz en una revista del corazón, se molesta y lo regaña. Él se lamenta pero no hace nada para arreglarlo. Fue muy descuidado y no supuso, por alguna extraña razón, que saliendo con una famosa terminaría expuesto.

Camila casi choca contra un camionero, baja del auto alterada y observa un cartel con la fotografía de la actriz que sale con su novio. La culpa de robar la atención de los hombres y, mientras tanto, una persona graba el momento y lo comparte en Internet.

La protagonista se vuelve viral, la invitan a la televisión y allí hace críticas a los famosos que buscan invertir solamente en su exterior. Pronto conoce a su actor permitido, con el que se relaciona aún pensando en Mateo, quien hace lo mismo con su permitida.

En la última media hora, el desarrollo de las escenas se excede demasiado. El final es innecesariamente largo porque tiene diálogos y bromas que no hacen progresar la historia y el conflicto se soluciona gracias a un maletín que cae del cielo mágicamente.

La película se sostiene de sus hechos y, tanto el programa de chismes como las redes sociales representadas brevemente son el reflejo de una realidad insustancial que en este filme toma un papel relevante porque deforma la relación de los protagonistas.

El personaje principal revela sus mentiras y un gran lugar común cierra la historia. A primera vista, en la película no se ve ningún aporte nuevo sobre las relaciones de pareja y tampoco se perciben pretensiones estéticas ni narrativas. Es solo una ocasión más para reír (pocas escenas cómicas son efectivas) y olvidarse del cine como arte.

Embed

Permitidos se exhibe en el Cinemark Paraguay a las 15.50 y 20.25.

Dirección: Ariel Winograd. Guion: Julián Loyola, Gabriel Korenfeld, Jonathan Kleiman. Música: Darío Eskenazi. Fotografía: Félix Monti.