3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
27°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
martes 16 de agosto de 2016, 01:00

Periodista se salvó de policías de la 4ª

El mismo día en que los patrulleros de la Comisaría Cuarta Metropolitana de barrio Obrero siguieron a Richard Pereira (25), y lo dejaron parapléjico, ese día, una hora antes, el periodista de Última Hora Guillermo Areco se salvo de los uniformados.

Eran aproximadamente las 3.30 cuándo Guillermo estaba volviendo a su casa en el barrio Obrero de Asunción cuando fue seguido por una patrullera policial. Recordó que desde Chile y 13ª Proyectada le siguieron, e incluso intentaron ingresar a su vivienda.

“Vos sabés que yo me salvé de los policías de la Cuarta. A mí me empezaron a seguir una hora antes, y mi camioneta tenía chapa y estaba con las ventanillas abajo”, recordó el comunicador.

Aseveró que no existen garantías en una verificación policial. Aseguró que él no estaba en infracción, y tampoco huyó de una barrera policial legal.

El Código Procesal Penal establece en los artículos 39 y 40 que la Policía solo puede detenerte en el caso de contar con una orden de captura, o en flagrancia de la comisión de un hecho punible.

La patrullera de la Comisaría Cuarta lo siguió. “Ellos venían detrás mío, y al llegar a la esquina de mi casa activo el portón eléctrico, e ingreso tranquilamente y bajo de la camioneta”, comenta Guillermo.

Pero los policías no se dieron por vencidos. “Frente a casa encienden las balizas, y uno de los policías baja de la patrullera e intenta forzar mi portón para entrar a mi casa. En eso sale mi hermano, porque le alerta la luz de la patrullera”, asegura el entrevistado.

Finalmente, el suboficial vuelve a subir a la camioneta policial y sale de la zona.

A las 4.45 aproximadamente la misma u otra patrullera de la Comisaría Cuarta Metropolitana siguieron a Richard Pereira, quien tras rendirse, recibió un disparo y ahora quedó paralítico. La víctima denuncia que le plantaron evidencias, como arma y droga.