9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 23 de noviembre de 2016, 01:36

Periodista salvadoreño dedica a sus fuentes el premio Libertad de Prensa CPJ

Nueva York, 22 nov (EFE).- El periodista salvadoreño Óscar Martínez recogió hoy el Premio Internacional Libertad de Prensa, concedido por el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), que dedicó a las fuentes que han sido "amenazadas y asesinadas".

Martínez obtuvo este reconocimiento por su trabajo de investigación para el periódico digital El Faro sobre la violencia de las pandillas en El Salvador y las ejecuciones extrajudiciales por parte de la policía, uno de los temas tabú en ese país.

"Mi periódico cumplió una de las misiones del periodismo de investigación: demostrar que la versión oficial en muchas ocasiones es falsa", sentenció el salvadoreño tras recibir el galardón.

Martínez recordó la importancia y el coraje de sus fuentes al destacar un reportaje que su equipo publicó en julio de 2015 sobre la matanza indiscriminada de ciudadanos inocentes en un supuesto enfrentamiento de la policía con pandilleros.

"La cobertura de estos temas es un ejercicio doloroso y frustrante..., pero este ejercicio permite que la verdad de una campesina pobre se imponga a la verdad de un gobierno mentiroso", declaró Martínez en referencia a ese reportaje.

El salvadoreño compartió el prestigioso galardón con el periodista turco Can Dündar, la india Malini Subramaniam y el fotoperiodista egipcio Mahmoud Abou Zeid -conocido como "Shawkan"-, este último encarcelado desde agosto de 2013.

El evento, celebrado en el gran salón del hotel Waldorf-Astoria de Nueva York, acogió a más de 800 personas y tuvo como maestro de ceremonias al presidente de la CNN, Jeff Zucker, quien recordó a los asistentes que "nunca antes ha habido una época más peligrosa para ser periodista que la que vivimos hoy".

Uno de los momentos más emotivos de la gala fue cuando el turco Can Dündar alzó la portada de su periódico, Cumhuriyet, en la que rezaba la frase "No nos rendiremos", pese a que el rotativo se enfrenta a decenas de investigaciones penales y cargos en represalia por su trabajo, lo que precedió a un largo aplauso del público.

Dündar pasó 92 días en prisión por cargos relacionados con la revelación de secretos de Estado, debido a sus artículos sobre la venta de armas por parte de Turquía a grupos de la oposición en Siria.

Por su parte, la periodista Lynsey Addario llamó a los asistentes a hacerse una foto con sus teléfonos móviles y a compartirla en las redes sociales con el hashtag "Free Shawkan", en solidaridad con el reportero egipcio, que fue arrestado cuando fotografiaba la violenta represión de las fuerzas de seguridad en las protestas callejeras de El Cairo.

Tampoco faltaron los aplausos para Malini Subramaniam, quien afirmó sentirse agradecida por el reconocimiento pero a la vez "profundamente enfadada" por haberse visto obligada a abandonar su hogar, situado en la región india de Chattirsgah, debido a los ataques y las amenazas de muerte que sufrió a raíz de su trabajo.

La reportera india fue una de las pocas periodistas que se atrevieron a informar sobre el conflicto entre la guerrilla maoísta y las fuerzas de seguridad indias desde el epicentro del mismo, en el distrito de Batar.

El presidente ejecutivo del CPJ, Joel Simon, destacó durante su intervención la labor de esta organización en su afán de proteger y proporcionar apoyo sobre el terreno a los periodistas, e invitó a los presentes en una subasta a dar una aportación económica para ayudar a la institución.

La gala terminó con el discurso de la presentadora del canal CNN Christiane Amanpour, que recibió el reconocimiento Burton Benjamin Memorial por su trayectoria como periodista y su defensa de la libertad de prensa, y en especial por su papel clave en la liberación de la conocida periodista azerbaiyana Khadija Ismailova.

"Creo en un periodismo verdadero, no neutral. No se puede banalizar la verdad", dijo Amanpour, quien llamó a los periodistas a volver al verdadero reporterismo en un momento en el que "los valores periodísticos están en peligro".