7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
31°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
jueves 13 de octubre de 2016, 20:20

Peña culpa al Senado por "perjuicio" a 50.000 trabajadores

Tras el rechazo en sesión ordinaria de este jueves al crédito de USD 200 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que debía ser destinado a obras viales, el ministro de Hacienda, Santiago Peña, no se ahorró reproches hacia los legisladores de la oposición.
"Es una decisión política, de rechazar un crédito para el financiamiento de obras de infraestructura, que nosotros entendemos que no tiene ningún sustento técnico que justifique esta decisión que va a afectar a más de 50.000 personas del sector de la construcción", señaló el titular de la cartera de Hacienda en conferencia de prensa en Mburuvicha Róga, informó el periodista de Última Hora Carlos Peralta.

"Entendemos que es una interna electoralista que le hace mucho daño a la ciudadanía. Las obras son financiadas en un cien por ciento por capital extranjero. Hemos solicitado al BID un financiamiento para continuar con ese ritmo de inversiones", comentó Peña.

"El crédito que fue discutido el día de hoy tiene las mismas condiciones que todos los créditos que fueron aprobados por la Cámara de Senadores, por lo tanto queremos aclarar que no existió ninguna desprolijidad. Si no convencía, lo conveniente, lo correcto hubiera sido posponer, no rechazar", añadió.

"No es simplemente una decisión que le afecta al Poder Ejecutivo, tiene consecuencias contra los trabajadores y la economía. Lamentamos esta decisión y vemos cómo refleja la desconexión de un sector de la clase política con las necesidades del pueblo paraguayo. Tiene un impacto directo sobre 50.000 trabajadores", añadió.

Con respecto a las obras de infraestructura que terminarán "paradas" a consecuencia del rechazo de la Cámara Alta, citó a las más emblemáticas, como la ampliación de la ruta 3 y el viaducto de la avenida Madame Lynch.

"Paraguay es el país menos endeudado en América Latina y es el más atrasado en nivel de infraestructura. ¿Cómo nos vamos a desarrollar? Que paren las obras públicas no le perjudica a la clase más pudiente o a la clase empresarial, le termina afectando a los menos privilegiados", sentenció.