22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Viernes
Despejado
22°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
viernes 2 de diciembre de 2016, 01:00

Peña cambia de opinión y dice que ya no dialogará con la disidencia

El ministro de Hacienda, Santiago Peña, aseguró que no se sentará con los senadores de la disidencia a dialogar sobre el Presupuesto General de la Nación del año que viene, pese a que días anteriores afirmaba que estaba abierto a negociar con los parlamentarios para aprobar un presupuesto ajustado a la necesidad del país.

La Cámara Alta aprobó ajustes salariales del 10% y 15% para docentes, y del 12% y 18% para personal de blanco. También redujo de USD 558 millones a USD 349 millones la emisión de bonos soberanos. Peña calificó este hecho de “traición a la patria”, ya que gran parte del monto recortado (bonos) estaba destinado a pagar deudas.

En declaraciones para Radio Monumental, Peña señaló que los senadores disidentes no son claros con la ciudadanía y que lo único que pretenden es “embarrar la gestión del Gobierno, pero que en realidad perjudica a toda la ciudadanía”, indicó.

Agregó que no planea encerrarse a dialogar y exponerse a que los legisladores le pidan algo que no quieren hacerlo en forma pública.

“Por qué me tengo que sentar a negociar con ellos cuando yo siento que estoy haciendo lo correcto”, refirió.

Insistió en que el Ejecutivo ha tenido un diálogo transparente con el Congreso, y que las trabas que pone la disidencia colorada son meramente electoralistas. “Por qué el Poder Ejecutivo se va a tener que sentar a negociar sobre una agenda electoralista con algunos senadores, porque acá tenemos que entender que la diferencia que hay dentro de la bancada del Partido Colorado, principalmente con la disidencia, no está sobre hechos fundamentales, sino electoralista”, reiteró.

Para Peña, la “única bandera” de la disidencia colorada es la candidatura de Mario Abdo Benítez, pues señala que no hubo otras propuestas alternativas al del Ejecutivo para llegar a un acuerdo con el presupuesto.

El ministro Peña había dicho que intentará convencer a Diputados para que se ratifique en su versión del Presupuesto y luego al Senado para que acepte la versión de la Cámara Baja.