27 de marzo
Lunes
Muy nublado
22°
30°
Martes
Despejado
22°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
21°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
jueves 21 de julio de 2016, 13:45

Pelea ideológica deja sin cuórum sesión del Senado

Un fuerte cruce de palabras con tinte ideológico entre los senadores José Manuel Bóveda, Enrique Bacchetta y Carlos Filizzola dejó sin cuórum la sesión de este jueves de la Cámara de Senadores. Los legisladores no trataron ningún punto del orden del día, entre ellos, la interpelación al ministro de Obras Públicas.

El conflicto inició cuando el senador oviedista Juan Manuel Bóbeda lanzó fuertes críticas contra el asesor jurídico de la Cámara de Senadores, José Fernando Casañas Levi, por la supuesta persecución a los funcionarios de dicha institución.

Se quejó de que el funcionario trabaja a puerta cerrada y lo trató de anómalo, inútil y deficiente en sus servicios. Por esa razón le pidió al titular del Congreso, Roberto Acevedo, que lo cambie.

Qué se cree ese anómalo para tapar la boca a un funcionario haciendo sumarios y sentenciándolo antes del resultado de la Justicia en el debido proceso. Lo único que quiere es crear discordia en el equipo de funcionarios que trabajan para nosotros”, expresó con relación a los trabajadores imputados por impedir el ingreso de la entonces directora de Recursos Humanos, Miriam Arroquia.

Las expresiones del oviedista fueron refutadas por su colega colorado Enrique Bacchetta, quien calificó a Casañas Levi como una persona objetiva, trabajadora.

“Es de muy mal gusto escuchar las barrabasadas de este senador. Por este tipo de desmanes no nos respetan, es un irrespetuoso usted senador, sea tan macho y vaya y dígale en la cara y no utilizando este espacio”, indicó.

Bóbeda solicitó nuevamente el uso de palabra para responder y dijo que respeta la disidencia y recordó que dio su vida por la democracia. Sin embargo, sostuvo que mantenía su posición y lo diría en cualquier campo.

En ese escenario también ingresó el senador por el Frente Guasu Carlos Filizzola, quien gritaba desde su bancada y acusaba al oviedista de ser un “fascista”. En el cruce de palabras Bóbeda le retrucó calificándole de comunista.

“Yo soy un demócrata, he dado mi vida para que usted hable aquí, usted es un ingrato senador Filizzola, usted es un comunista”, reiteró el parlamentario por el partido Unace mientras golpeaba su mesa.

Esa situación fue aprovechada por los colorados oficialistas y aliados al cartismo para abandonar la sala y dejar sin cuórum la sesión, sin siquiera haber tratado uno de los puntos establecidos en el orden de la fecha.

Entre los proyectos que debían ser tratados figuraba el pedido de interpelación al ministro de Obras Públicas, Ramón Jiménez Gaona, por la crisis desatada con la sequía del río Pilcomayo.