19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
14°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Parcialmente nublado
10°
22°
Martes
Despejado
17°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
viernes 16 de junio de 2017, 01:00

Pedido de legalización del acta generó pelea por presidir la sesión

El senador oficialista Juan Darío Monges pidió la aprobación de las actas de las sesiones del 28 y 31 de marzo pasado, donde se trataron primeramente el cambio de reglamento interno de la Cámara Alta y luego el proyecto de enmienda para permitir la reelección presidencial.

Ese hecho generó una discusión entre oficialistas y opositores, que por momentos se personalizó.

Eduardo Petta protestó por la forma en que se intentaba aprobar los citados documentos recordando que “esto es un Senado y no una cantina”.

El titular del Congreso, Roberto Acevedo, increpó duramente a su colega Monges, porque le interrumpió cuando explicaba que no iba a dar entrada a las actas por no cumplir con los requisitos legales estipulados en la Cámara Alta.

MALEDUCADO. “Maleducado”, gritó Acevedo a Monges por no dejarle hablar cuando estaba en el uso del micrófono.

Como la interrupción proseguía, el legislador pedrojuanino le exigió que se callara al cartista, cuando explicaba que, en uso de sus atribuciones, resolvía retener las copias simples presentadas en la secretaría general, y no someterlas al estudio del pleno.

Acto seguido, Acevedo abandonó la sala y Carlos Filizzola se instaló en la silla de la presidencia, por lo que fue increpado por Petta, quien le exigió que dejara libre el sitio para ubicarse él, como uno de los vicepresidentes.

Ante ese pedido, Filizzola cedió el sitio y Petta procedió a levantar la sesión.

Sin embargo, luego de que los opositores abandonaran la sala, Filizzola volvió a tomar el lugar para presidir la sesión, que finalmente aprobó las actas de las cuestionadas sesiones del 28 y 31 de marzo.

No estaban el titular del Congreso, los vicepresidentes Petta y Julio César Velázquez, ni los titulares de las principales comisiones.

Por ello, Filizzola, titular de la Comisión de Género, presidió la sesión para dar visos de legalidad a las sesiones que habían provocado la manifestación del 31 de marzo.