9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
sábado 13 de agosto de 2016, 12:43

Paz Encina trata sobre la dictadura en su segundo filme

La dictadura de Alfredo Stroessner es un tema que sigue pendiente de ser abordado por los cineastas y la sociedad paraguaya, pese a que la brutalidad de ese régimen está más que documentada, dijo la directora Paz Encina, que trata ese periodo en "Ejercicios de Memoria", su segundo filme.

EFE

La película, que competirá en el próximo Festival de San Sebastián, en septiembre, es una indagación sobre la figura de Agustín Goiburú, el opositor más conocido a la dictadura de Stroessner (1954-1989) y asesinado en el marco de la "Operación Cóndor", que coordinó la represión entre las dictaduras del Cono Sur en los años 70.

El filme explora la personalidad y el compromiso político de Goiburú a través de la mirada de sus tres hijos, quienes pasaron la infancia entre el exilio y la persecución de la policía de Stroessner.

"Es un tema (el de la dictadura) que tenía pendiente. Mi padre fue opositor y mi infancia y adolescencia la pasé en dictadura. Era una cuenta pendiente conmigo misma", dijo Encina.

La cineasta señaló que ese siniestro capitulo de la historia de Paraguay es algo que todavía no miran de frente ni los cineastas y artistas paraguayos ni la sociedad en general.

"Es un tema muy difícil de tocar porque no tenemos trabajada la memoria. Todavía es algo de lo que no se quiere hablar. Siento que la dictadura en Paraguay todavía no es objeto de estudio", declaró la directora de "Hamaca Paraguaya".

Encina considera que esa omisión tiene mucho de paradójico cuando la represión ejercida por la dictadura está más que documentada a través de los denominados Archivos del Terror que contienen miles de documentos vinculados a la "Operación Cóndor".

Precisamente, Encina recurrió a los Archivos del Terror para incluir algunos de sus documentos en su película, entre ellos el testimonio sonoro de un delator en el momento en que denuncia a la policía las actividades de otra persona.

El resultado es una película que, según Encina, es "un cruce entre el documental y la ficción", una transgresión lógica tratándose de los entresijos de la memoria, y de la que asegura no tener todavía la suficiente perspectiva para analizarla.

"Estoy como muy afectivamente cercana a la película. Pero siento que hay algo dulce y hermoso en ella pese a ser un tema tan duro", dijo Encina.

"Ejercicios de Memoria" competirá en la sección Zabaltegi-Tabakalera del Festival de San Sebastián con películas de autores consagrados como Jim Jarmusch y Bertrand Tavernier, circunstancia que a Encina le produce felicidad y perplejidad a partes iguales.

"Es para mí una alegría enorme. Estoy en una sección con directores como Jarmusch y Tavernier, cuyas películas estudiábamos en la Escuela de Cine de Buenos Aires", dijo.

"Ejercicios de Memoria" es el segundo largo de Encina tras "Hamaca Paraguaya", un filme que marcó un hito en la cinematografía de Paraguay al ser el primero íntegramente hablado en guaraní y que hoy día es una película de culto.

Entre las dos películas ha transcurrido casi década en la que Encina no filmó ningún largometraje, principalmente debido a las dificultades que plantea en Paraguay la ausencia de una ley del cine que apoye a los creadores audiovisuales y refuerce la endeble industria cinematográfica local.

"La inexistencia de una ley del cine es un factor determinante de que los directores no tengamos la seguridad de una producción en continuidad", dijo Encina.

APARECEN EN ESTA NOTA